VEN A VIVIR EXPERIENCIAS INOLVIDABLES CERCA DE BARCELONA

Descubre todas las actividades turísticas que puedes realizar en los pueblos y las ciudades de las comarcas de Barcelona. ¡Hay tantas propuestas que no te las acabarás! ¿A qué esperas para empezar a viajar?

6 fiestas para San Antonio Abad


Las fiestas en honor de San Antonio Abad, patrón del gremio de trajinantes y protector de los animales, se encuentran entre las más antiguas de las comarcas de Barcelona. Y también son de las más ricas, ya que los ritos y costumbres típicos de estas celebraciones incluyen muchas particularidades locales. Tienen lugar cada año alrededor del 17 de enero, así que ¡encuentra un hueco en la agenda!

1. Tres Tombs (Tres Vueltas) de Igualada

En la Antigua Roma se creía que dar tres vueltas alrededor de un templo protegía a las personas y los animales de accidentes y enfermedades. Una convicción que fue asimilada por los líderes cristianos, quienes no dudaron a la hora de asociarla al culto de San Antonio Abad, un ermitaño que vivió entre los siglos III e IV y a quien se atribuye la curación milagrosa de un cerdito. Desde entonces, el santo es venerado como protector de los animales, especialmente de los que son útiles para los trabajos de campo, y su imagen preside las bendiciones de carruajes y caballerías en los pueblos donde se celebra la fiesta de las Tres Vueltas (en catalán, Els Tres Tombs). La más antigua de Cataluña es la de Igualadauna fiesta declarada de interés turístico nacional que deberías conocer sin falta.

 

2. Danza de San Antonio en Sant Feliu de Codines

La bendición de los animales también es muy importante en la Fiesta de San Antonio de Sant Feliu de Codinespero la principal particularidad de la celebración en este pueblo del Vallès Oriental es la danza, con música original, que se baila desde los años 30 del siglo pasado. Otro acto que tiene mucho éxito es el almuerzo popular a base de tostadas de ajo y sardinas en salazón. Bien regadas con vino, ¡pronto olvidarás que te has levantado de madrugada!

 

3. La Corrida de Puig-reig

Otro de los rituales con más personalidad de las fiestas de San Antonio Abad son las carreras de caballos, mulas, burros y percherones que se hacen en circuitos habilitados para la ocasión. Se organizan en diferentes pueblos y ciudades, pero quizás las de Puig-reig sean las más emocionantes, con jinetes que no dudan en demostrar la potencia de sus animales. Si te acercas, no te pierdas el juego de las cintas que hay después de la entrega de premios, ya que es propio de esta villa del Berguedà y sus orígenes se pierden en el medievo.

 

4. Cabalgata de los Trajinantes de Balsareny

Si te apetece vivir una celebración de San Antonio muy singular, acércate a Balsareny el domingo anterior a Carnaval. La llaman la Fiesta de los Trajinantes, y en ella rinden homenaje al trabajo de los hombres que recorrían los caminos reales con sus carros repletos de mercancías hasta los topes. Es por este motivo que el acto más esperado de la celebración es la cabalgata de los trajinantes, un desfile de carruajes con todo tipos de enseres y guarniciones que se inicia después de un gran repique de campanas. ¡El contenido histórico y folclórico de la fiesta es remarcable!

 

5. Fiesta de los Tonis de Santa Eugènia de Berga

La esencia tradicional de la Fiesta de los Tonis de Santa Eugènia de Berga se encuentra tan bien preservada que parece increíble. El desfile es muy realista, con los carros totalmente abarrotados, a la antigua, de artículos diferentes; los animales van guarnecidos con flores y telas delicadísimas; y los acompañan los trajinantes, vestidos con la indumentaria típica. Los niños, emocionados, sólo desean que llegue el final de la cabalgata, ya que una lluvia de caramelos dará por acabado el ritual de las Tres Vueltas. Y por la tarde, ¡sardanas!

 

6. Tres Tombs (Tres Vueltas) de Vilanova i la Geltrú

Interés etnográfico también tiene, y mucho, la Fiesta Mayor de Invierno de Vilanova i la Geltrú. Celebrada en honor en San Antonio Abad, en las Tres Vueltas de la capital del Garraf participan quinientas caballerías que desfilan, en sentido contrario de las agujas del reloj, alrededor de la iglesia dedicada al santo. Una vez allí, no te olvides de comprar el Tortel de San Antonio, un pastel hecho de pasta de brioche y relleno de mazapán, que esconde, en su interior, una figurita de animal. ¡Riquísimo!


Más información: