VEN A VIVIR EXPERIENCIAS INOLVIDABLES CERCA DE BARCELONA

Descubre todas las actividades turísticas que puedes realizar en los pueblos y las ciudades de las comarcas de Barcelona. ¡Hay tantas propuestas que no te las acabarás! ¿A qué esperas para empezar a viajar?

Caminos junto al mar


Si te gusta combinar las caminatas con los baños en el mar, estás de suerte: en las comarcas de Barcelona encontrarás muchos caminos que te permiten explorar a pie la costa. Señalizados y balizados, a  menudo cuentan también con plafones informativos sobre las características de la ruta. Un auténtico esfuerzo para que nadie se pierda y pueda conocer el valor paisajístico y natural de esta zona del Mediterráneo.

Uno de los caminos de ronda más bonitos es el que une Calella con Sant Pol de Mar. Antiguamente lo usaban pescadores, contrabandistas y centinelas, pero hoy en día sólo encontrarás senderistas deseosos de disfrutar de unas vistas privilegiadas del mar. Especialmente interesante es el Centro de Interpretación del Faro, ya que la antigua vivienda de los fareros se ha reconvertido en un museo en el que se explica de una manera muy divulgativa cómo funcionan estas construcciones fundamentales para los navegantes.

El Delta del Llobregat es uno de los espacios naturales más emblemáticos de Costa Barcelona y esconde rincones que te encantarán por su gran diversidad de flora y fauna. La ruta entre el estanque del Remolar y la playa de Viladecans permite observar fácilmente pájaros acuáticos, mientras que el recorrido hasta las ruinas del Cuartel de los Carabineros es ideal para apreciar la vegetación típica de un paisaje de dunas. Cuando estés en la playa del Prat no te pierdas el mirador del Estanque de la Isla, el más alto del delta, ni dejes de visitar el CRAM, un centro dedicado al rescate, la curación y la reintroducción de cetáceos, tortugas y aves marinas.

Entre Sitges y Vilanova i la Geltrú encontrarás un tramo de costa muy atractivo. Se trata de la Ruta de las Calas del Garraf, un recorrido que sigue el GR-92 y que te permite descubrir arenales tranquilos y aislados. Ya en Vilanova puedes acercarte al Museo del Mar y admirar su colección de fotografías, maquetas de barcas, artes de pesca y enseres de oficios relacionados con el mundo del mar. Sobre todo no te vayas sin visitar el jardín: hay hélices y anclas de galeones, restos de naufragios y tamarindos de más de 150 años de edad.

 


Más información: