Badalona

Badalona, el tercer municipio más grande de Cataluña en cuanto a población, ha sido históricamente una tierra de acogida que ha sabido conservar su encanto de población sin renunciar a su espíritu de ciudad. Paseando por su casco antiguo, conocido como Dalt de la Vila (por estar en la zona alta de la población), descubrimos joyas arquitectónicas como la iglesia románica de Santa Maria, la Torre Vella o la Casa Jaume Botey, así como calles de la época medieval y de estilo gótico como la calle de la Costa, que nos abren camino hacia la fachada marítima. Esta, conocida como Baix a Mar (por estar en la zona baja, el mar), es uno de los tesoros mejor guardados de esta población que alberga el Pont del Petroli ('puente del Petróleo') y la fábrica de Anís del Mono.

Imprescindibles

- Visitar el monasterio de Sant Jeroni de la Murtra. - Descubrir la antigua Baetulo romana. - Subir al poblado ibérico de Baitolo. - Disfrutar de las playas en verano. - Ver la Quema del Demonio. Comarcas
Barcelonès