5 rutas circulares sorprendentes


¿Te animas a dar una vuelta? Las rutas circulares te permiten disfrutar de paisajes diferentes desde el principio hasta el final. Ni vuelves por el mismo camino ni te tienes que preocupar de dónde has dejado el coche. Para que puedas escoger donde te gustaría ir, te proponemos 5 rutas circulares por 5 comarcas, todas ellas sorprendentes.

1. Sendero de Tona

Una ruta para quien tenga ganas de andar, son algo más de 6 horas hasta el cerro de la Muntanyola pasando por la ermita de Sant Esteve. Si te gusta la bicicleta, esta ruta es para caminantes y ciclistas que quieran descubrir la comarca de Osona. Si decides terminar la jornada dando un paseo por Tona, también puedes subir el cerro que domina la villa. Arriba, disfrutarás de unas vistas espectaculares de la llanura de Vic y podrás ver de cerca los restos del antiguo castillo de Tona y la iglesia románica de Sant Andreu.

2. Ronda Codinenca

Una propuesta familiar y sencilla, una vuelta circular de unas 3 horas alrededor de Sant Feliu de Codines que se adentra por los bosques de la riera de Vallbona y vuelve a la población bordeando los riscos del Perer. Una propuesta para descubrir la comarca del Vallès Oriental. Para completar la visita, puedes consultar los horarios de visita de uno de los espacios más emblemáticos de Sant Feliu: el Cim de les Àligues, un centro que permite conocer de cerca estos magníficos pájaros a través de visitas comentadas y también de vuelos en libertad que se desarrollan en un mirador natural ante todos los visitantes.

3. Camino del Samsó

Una propuesta en la comarca del Alt Penedès, el Camino del Samsó recorre la cuenca del río Foix y de la riera de Pontons, una excursión de 5 horas por un entorno rural entre viñas, masías, bosques y pequeñas poblaciones. Se sale de la plaza de la Villa de Torrelles de Foix y poco rato después se topa con la ermita de Sant Joan de la Muntanya que vale la pena acercarse tanto por la riqueza arquitectónica –es un edificio románico del siglo XI– como por la panorámica que ofrece. Pasado el cuello de la Creu de Sapera, hay Les Dous, área recreativa con unas fuentes de 35 chorros rodeados por un gran salto de agua y un merendero donde poder comer y pasar el día.

4. Ruta del Sol azul

Propuesta para disfrutar de unas magníficas vistas de la comarca del Baix Llobregat de 5 horas, una ruta por los cerros que rodean la población de Torrelles de Llobregat. El punto de partida es la plaza del Ayuntamiento de Torrelles de Llobregat, pero una vez se sale del entramado urbano ya se encuentra una masía, la de Can Reinal. Uno de los momentos más espectaculares de la ruta es, algo más adelante, cuando se sube a la cumbre del Mont de Vicenç que ofrece una panorámica sobre el delta del Llobregat, el Garraf, Collserola y Barcelona.

5. Batalla de Prats de Rei

Ruta circular por la comarca de la Anoia que resigue los principales escenarios de una de las batallas más relevantes de la guerra de 1714, una excursión de más de 4 horas por los caminos donde lucharon más de 57.000 hombres a principios del siglo XVIII. La batalla de Prats de Rei tuvo lugar el 1711, tres años antes de la caída de Barcelona. Participaron un grueso importante de las tropas y mandos del país. Después de cuatro meses, el mariscal Starhemberg obligó el ejército borbónico a huir en Lleida, pero el conflicto que acabó el 1714 con la derrota de Cataluña y la pérdida de las libertades nacionales del país. El asedio de la capital es uno de los episodios más cruentos. De hecho, la Fiesta Nacional de Cataluña se celebra cada 11 de septiembre porque fue un día como este que la ciudad cayó a manos de las tropas de Felipe V. En Prats de Rei también podéis visitar el Museo Josep Castellà donde descubriréis la historia del antiguo poblado ibérico y de la villa romana de Sigarra.


Más información: