6 cosas a hacer en Bagà


Fundada por los señores de Pinós el año 1233, la villa de Bagà se encuentra en un rincón privilegiado de los Pirineos, resguardada por cumbres majestuosas, y mostrando todavía orgullosa edificaciones de la baja Edad Media, sus siglos de mayor esplendor. Pero Bagà es también presente y futuro, actuando de motor económico del Alt Berguedà, y con mercados y fiestas tradicionales muy concurridos. ¡Te proponemos 6 cosas que debes hacer en Bagà!

Acércate al Santuario de Paller

La Virgen de Paller, una de las vírgenes encontradas, es la patrona de Bagà, y su devoción se remonta al siglo XIII. El Santuario se encuentra en las afueras de la villa, a unos dos kilómetros, en un bello lugar en el corazón del Parque Natural del Cadí-Moixeró. Más allá del valor arquitectónico del templo, el lugar también es ideal como punto de inicio de rutas de descubrimiento del Parque.

Recorre el Camí de la Serra

De la multitud de rutas que se pueden hacer por Bagà y sus entornos, te proponemos la del Camí de la Serra, por ser sencilla -incluso encontrarás bancos para sentarse-, casi circular y llena de encantos. El punto culminante es un mirador con una panorámica excepcional de la villa y del valle de Bastareny.

Conece el Palacio de Pinós

El Palacio ya era la residencia de los Barones de Pinós el siglo X. Hoy, este bien cultural de interés nacional acoge el Centro Medieval y de los Cátaros y la Oficina de Turismo. No dejes de ver las pinturas y murales románticos.

Celebra la Fia-Faia

Declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO -conjuntamente con todas las fallas del Pirineo-, la Fia-Faia tiene lugar cada 24 de diciembre desde tiempos inmemoriales como una liturgia de culto al fuego. Los fallaires suben a una montaña y encienden una hoguera cuando empieza a oscurecer, y a continuación transportan las faies hacia la población. Todo ello termina en la plaza Porxada con danzas y juegos de fuego.

Come en la Festa de l'Arròs

Si vas a Bagà el segundo domingo de febrero, encontrarás a los aldeanos celebrando la Festa de l'Arròs, una cita que tiene sus orígenes en tiempos remotos. Se sirven más de dos mil raciones de paella y a lo largo de la jornada se hace el tradicional Ball Cerdà y una feria de productos alimenticios artesanales.

Adéntrate en el Mercado Medieval

Bagà tiene muy presente sus tiempos más luminosos, como lo demuestra el hecho de que cada año organice un intenso Mercado Medieval que abre puertas el segundo sábado de julio y las cierra el tercer domingo del mismo mes. Se realizan multitud de actividades, como demostraciones de oficios antiguos, puestos con productos de la comarca, o la representación de la leyenda del Rescate de las Cien Doncellas. En la cena medieval de la plaza Porxada también serás bien recibido, siempre, eso sí, que vayas vestido para la ocasión.

 

  • No muy lejos de Bagà nos queda el emblemático y fotogénico Pedraforca, y algunas excursiones nos permitirán acercarnos a él y observarlo. Infórmate en las oficinas de turismo.


Más información: