6 miradores espléndidos


Desde un lugar elevado, observando grandes extensiones, se tiene una doble y singular sensación: por un lado, el sentirte importante de abarcar tanto espacio con la mirada; por el otro, notar la pequeñez del ser humano en la inmensidad de la Naturaleza. En todo caso, es un gozo para los sentidos vislumbrar los infinitos colores, las llanuras y las montañas que hacen vida en el territorio. Te indicamos seis lugares privilegiados para disfrutar de panorámicas.

1. Santuario de Queralt

Hay quien lo ha bautizado como "el balcón de Cataluña". Con este apodo ya te puedes imaginar que desde el Santuario de Santa María de Queralt la panorámica es impresionante, con una vista a vuelo de pájaro de Berga, que queda justo a los pies, pero sobre todo mucho más allá, arriba y abajo del río Llobregat y hacia las montañas pirenaicas. Lugar también de visita imprescindible a nivel histórico y patrimonial.

2. Ullastrell

Situado en una cresta, este pequeño pueblo cerca de Terrassa es un mirador fantástico desde cualquiera de sus calles, ya sea hacia el Vallès Occidental, hacia el Baix Llobregat, o hacia una fotográfica imagen de la montaña de Montserrat. Ahora bien, si quieres tener una panorámica de 360 grados, ve hasta el mirador, más arriba de la iglesia, donde encontrarás un poema que va citando los muchos municipios que desde este lugar se pueden ver.

3. Castillo de Balsareny

Muchos de nuestros castillos están situados en puntos elevados y con un alcance visual del entorno excepcional. Del gran número que podríamos haber elegido para destacar en este artículo, nos hemos acabado decantando por un par. Uno es el de Balsareny, privado pero visitable, y desde el que se pueden ver las llanuras del Bages, Montserrat, los Pirineos...

4. Castillo de Boixadors

El segundo castillo con unas vistas fenomenales que queremos mencionar es el de Boixadors, en las afueras de Sant Pere Sallavinera, comarca de la Anoia, dominando la meseta de Calaf. Si lo quieres ver por dentro, puedes ir el primer domingo de mes o bien concertar previamente visita.

5. Tavertet

Además de ser un municipio que vale la pena conocer por sus calles y casas de piedra, desde Tavertet disfrutarás de imagen escarpada y vertiginosa de los riscos del Collsacabra y de la vista aérea del embalse de Sau.

6. Miravinya El Circell

En el Puig de la Mireta de Les Gunyoles, en el término de Avinyonet del Penedès, está el mirador El Circell, el primero de los cinco del proyecto Miravinya. Desde aquí, la visión de 360 grados permite contemplar desde el mar hasta los Pirineos, pero sobre todo los magníficos paisajes del Penedès.

 

  • Todos estos lugares tienen en común, además de las vistas excepcionales, que, si no lo quieres, no será necesario que te canses para llegar. ¡A todos se puede acceder con vehículo motorizado!


Más información: