7 ferias para montar el pesebre


No hace falta viajar al norte de Europa para disfrutar de la magia de los mercados de Navidad: en las comarcas de Barcelona son muchos los pueblos y ciudades que organizan bonitas ferias donde comprar figuritas para el pesebre y todo tipo de adornos tradicionales. Algunas están abiertas hasta el 23 de diciembre, pero ¿para qué te vas a esperar hasta el último momento? Acércate este fin de semana y déjate inundar por la calidez del espíritu navideño.

1. Feria de la Purísima en Sant Boi de Llobregat  

Una las ferias de Navidad más antiguas de Cataluña se celebra en Sant Boi de Llobregat durante el fin de semana de la Purísima. Es grande, muy grande, con varios espacios diferenciados y una oferta comercial, gastronómica y cultural impresionante. Pero en la Plaza del Ayuntamiento encontrarás las paradas donde adquirir todos los elementos decorativos típicos de la fiesta, además de un pesebre tradicional muy bonito. 

2. Feria de la Purísima en Gironella

El 8 de diciembre se celebra en Gironella la Feria de la Purísima, un mercado navideño de mucha tradición en el que no puedes dejar de probar la escudella de maíz quebrado que se cocina al aire libre. Tampoco te puedes perder la exposición de pesebres, ya que los vecinos de Gironella son famosos por la laboriosidad de sus dioramas y nacimientos.

3. Feria de Santa Lucía en Vilafranca del Penedès  

Las más delicadas decoraciones navideñas las podrás conseguir en la Feria de Santa Lucía de Vilafranca del Penedès: desde las figuras tradicionales del pesebre y los imprescindibles abetos, pasando por el musgo, las velas, los centros de mesa o el muérdago. El mercado también es conocido por sus actuaciones musicales, así que ¡consulta el calendario y planifica tu visita con tiempo!>

4. Feria de Navidad en Mataró

El mercado de Navidad de la Plaza de Santa Ana de Mataró es todo un referente en las comarcas de Barcelona, tanto por su bonito emplazamiento como por la calidad de las figuras y adornos que se venden en sus puestos. También son muy populares los talleres de degustaciones y manualidades que dinamizan la feria, con propuestas que van desde la elaboración de angelitos hasta la decoración de galletas.

5. Feria de Santa Lucía en Barcelona

Cerramos este breve recorrido por los mejores mercados de Navidad con una mención al que se celebra desde el año 1786 en los alrededores de la catedral de Barcelona. En aquella época se empezaron a vender pesebres y figuras hechas de cartón o barro a los feligreses que salían de misa, y hoy en día ya son más de 300 las paraditas que conforman la Feria de Santa Lucía. Especialmente interesante es la zona de los instrumentos, ya que la música de las zambombas, panderetas y tambores es esencial para celebrar unas fiestas que queden para siempre en el recuerdo de grandes y pequeños.

6. Feria de Navidad en Sant Celoni

El primer fin de semana de diciembre, Sant Celoni celebra su tradicional Feria de Navidad. Una feria con más de 120 paradas repartidas por las calles del centro y donde te será imposible no encontrar la figurita que estás buscando para completar tu nacimiento. El mercado también cuenta con un programa de actividades pensado para todos los públicos: tren turístico, espectáculos infantiles, paseos en burro, talleres de manualidades, hinchables, actuaciones musicales, botifarrada popular y hasta un caldo calentito.


7. Feria del Abeto en Espinelves

 

A principios de diciembre, Espinelves acoge uno de los mercados de Navidad con más encanto de las comarcas de Barcelona. Es el lugar ideal para conseguir tu abeto, pero también para pasar un día precioso paseando por los bosques que rodean esta villa de ensueño situada en pleno corazón del Montseny. Si te acercas por allí, no dejes de degustar los productos locales en los puestos de alimentación. ¡Te chuparás los dedos!


Más información: