Badalona, de ruta enoturística


Badalona de ruta enoturística? Sí, sí. Lo habéis leído bien. En Badalona hay vino y desde tiempos inmemoriales. Hoy, nos proponemos descubrir la Badalona más desconocida y conocer sus orígenes.

Nos acompañan Carles y Cris, del blog de viajes wetravel.cat, que después de hacer una vuelta al mundo, han decidido conocer a fondo las comarcas de Barcelona. ¿Venís a conocer Badalona y su relación con el vino?

Badalona monestir de Sant Jeroni de la Murtra

Ruta de un día por la Badalona más desconocida

Pasear por el puente del Petróleo, disfrutar de la playa, sentarse en una de las terrazas de la Rambla o ir de compras en la calle del Mar son las actividades más conocidas para hacer en Badalona. Pero, ¿nos creéis si os decimos que Badalona tiene un monasterio del siglo XV, una parte rural donde aún se produce vino y un museo con unas de las ruinas romanas subterráneas más grandes de Europa? Os proponemos descubrirlo con la siguiente ruta:

  • 10.00h Visita al Monasterio de San Jerónimo de la Murtra
  • 12.00h Visita a la masía Can Coll
  • 14.00h Comida en el restaurante Ca l'Arqué
  • 16.00h Paseo por el puente del Petróleo
  • 17.00h Visita al Museo de Badalona
  • 18.30h Visita a la exposición Baco
  • Badalona encara és rural i produeix vi

Monasterio de San Jerónimo de la Murtra

Ya en el parque de la Serralada de Marina, este pequeño monasterio es un reducto de tranquilidad junto a la ciudad. Entrar en ella es como adentrarse en otro mundo donde el ruido y el tráfico del día a día desaparecen. Conserva un claustro modesto pero muy acogedor. Recomendamos perderse un rato y observar todos los detalles que explican la historia de esta joya patrimonial desconocida. A las claves de bóveda centrales de cada galería veréis san Jerónimo, san Jorge y los reyes católicos y en las paredes, hay esculpidos los escudos de las familias mecenas que ayudaron a financiar el monasterio durante la edad medieval.

Badalona monestir de Sant Jeroni de la Murtra

El descubrimiento de América y el monasterio

Los primeros jerónimos llegaron en 1416 y entre los siglos XV y XVI construyeron este monasterio de Sant Jerónimo de la Murtra que ya acumula 6 siglos de historia. Los reyes católicos pasaron largas temporadas y colaboraron en su construcción. De hecho, vivían allí en 1492 y se cree que fue precisamente en este lugar donde Colón anunció el descubrimiento de América. Buscad entre las columnas del claustro los rostros esculpidos de diferentes personalidades de la época como los reyes Católicos y Colón.

Badalona monestir de Sant Jeroni de la Murtra escut reis catòlics

La iglesia y el final de la vida monástica

Hasta 1835, el monasterio siguió recibiendo frailes y llegó a tener hasta 30 monjes, más los novicios. Cuando España empezó a perder colonias, se comenzaron a incautar bienes a la Iglesia y hubo una ola de quema de conventos. San Jerónimo fue víctima de esto incendios y por eso hoy encontramos la iglesia a cielo abierto. Una pena, pero a la vez le da un ambiente especial.

Badalona monestir de Sant Jeroni de la Murtra l'església a cel obert

Los veraneantes y el vino

A partir de entonces, el monasterio tuvo diferentes propietarios y se convirtió en una residencia de veraneo para 20 familias. Entre junio y septiembre, hasta 100 personas vivían en el monasterio. Fue entonces cuando se empezaron a explotar las tierras del alrededor y se empezó a elaborar vino. De hecho, aún hoy, justo delante de la fuente, se pueden ver antiguas herramientas vinícolas y, escritas en la pared, las cuentas de venta del vino.

Badalona monestir de Sant Jeroni de la Murtra

Masía de Can Coll de Canyet

Ubicada en el barrio de Canyet, es una muestra de que Badalona aún conserva una zona rural. Aquí, Josep y Francesca Coll son la quinta generación de una familia vitivinícola. Actualmente, tienen un cultivo de pasa blanca y merlot y producen el vino Orígens para recordar de donde viene su familia. Dentro de la DO Alella, elaboran dos tipos de vino: el rosado y el blanco. El rosado es lo que explica la historia de la zona, ya que antiguamente todas las fincas de Canyet producían este tipo de vino: el vino rosado de Canyet. De hecho, desde 2016, Badalona forma parte del Consorcio de Enoturisme DO Alella para potenciar la historia, la cultura y el patrimonio vinícola. 

Badalona masia de can Coll de Canyet on es fa el vi Orígens

El vino Orígens

La visita guiada que hace Josep, se debe vivir. Está llena de detalles sobre el tipo de viña, el porqué de la poda y, sobre todo, la historia de su familia. La pasión con la que lo explica se contagia y te hace conciente del esfuerzo que supone elaborar un buen vino. La visita termina en el antiguo cubo con un picoteo y una cata de vinos.

El vi Orígens es fa a Badalona

Comida en el restaurant Ca l’Arqué

Llega el momento maridar el vino Orígens con la gastronomía badalonesa. El restaurante Ca l’Arqué ofrece un menú que permite probar platos típicos de los pescadores como pulpo con patatas y alioli. De primero, mejillones a la brasa, escalibada y pescadito frito. Todo delicioso y casa perfectamente con el vino rosado Orígens.

Badalona restuaurant Ca l'Arqué pop ofegat

Puente del Petróleo

Para bajar la comida y esperar que abra el museo, damos un paseo hasta el icono de Badalona. El actual Puente del Petróleo se construyó en los años 60 como una infraestructura de uso que permitía el traspaso de hidrocarburos desde los buques cisterna hacia los depósitos a tierra. A punto de ser desmontado en 2001, un conjunto de ciudadanos luchó para mantenerlo ya que se trata del único puente de estas características en la costa catalana. El ayuntamiento de Badalona lo adquirió en 2003 y después de restaurarlo, lo abrió al público 6 años después. Ahora, es un espacio que te adentra 250 metros dentro del mar y que, además, con la instalación de diferentes instrumentos permite obtener datos de las condiciones marítimas, físicas y biológicas.

Badalona pont del Petroli Carles wetravelcat

Museo de Badalona

El museo de Badalona es un imprescindible para conocer los orígenes de la ciudad. Un recorrido subterráneo os permitirá ver la estructura de Baetulo, algunas de sus casas y tiendas y su alcantarillado. Al inicio, veréis las termas romanas que conservan las tres estancias principales y algunos suelos con mosaicos. En los 3.400 metros cuadrados que tiene el museo también veréis diferentes piezas recuperadas, como joyas, cerámicas o diferentes sistemas de enterramiento. Una de las piezas más especiales es la Venus de Badalona.

Museu de Badalona col·lecció de peces

La Baetulo vinícola

También descubrimos que los orígenes del vino en Badalona vienen precisamente de la época romana, cuando se exportaba hasta las actuales Francia, Alemania y Roma. Una producción que permitió enriquecer la zona y comprar materiales de todo el Mediterráneo como mármoles de Túnez. Un audiovisual hace una recreación de lo que había podido ser Baetulo. Nos sorprende saber que incluso se ha podido estudiar la alimentación de los primeros badaloneses. Comían erizos de mar, sardinas y guisantes. Id, ¡es una auténtica maravilla!

Museu de Badalona

Exposición Baco, las máscaras del dios

La guinda del pastel es la exposición itinerante que hay en la entrada del museo sobre el dios del vino, del teatro y de la fecundidad, Baco. Una muestra que explica los orígenes del dios y su relación con Baetulo donde, además de disponer de un teatro, tenía la principal fuente de riqueza en el cultivo de los viñedos y en la producción y comercialización del vino. La exposición tiene más de 50 representaciones de Baco que han cedido diferentes museos catalanes. Una de las mejor conservadas es de Badalona. La muestra estará en el museo hasta el mes de junio y luego se llevará a otras salas de exposiciones, como Empurias.

Museu de Badalona exposició Bacus

Información práctica

  • Consorcio de Enoturismo DO Alella: la ruta que hemos hecho nosotros la ofrece íntegramente con todo incluido la empresa Viemocions, con un producto que llama Badalona. Los orígenes: cultura, naturaleza y vino y que cuesta 69 euros por persona. Lo único que hemos añadido nosotros es el paseo en el puente del Petróleo, que es totalmente gratuita. 

  • San Jerónimo de la Murta: abre de martes a domingo de 10 a 13h y ofrece visitas guiadas domingos a las 10.30h y las 11.30h. El resto de días, hay que concertar la visita. La entrada libre vale 3 euros y guiada, 5. También se pueden hacer estadías de silencio.

  • Masía de Can Coll de Canyet: ofrece visitas guiadas bajo demanda llamando al 93 395 12 66 y que duran unas 2 horas.

  • Ca l'Arqué: es uno de los restaurantes con más renombre de Badalona y podréis comer por unos 25-30 euros por persona. Nosotros hacemos el menú Viemocions que incluye la ruta que hemos hecho.

  • Museo de Badalona: abre de martes a sábado de 10h a 14h y de 17h a 20h y domingos de 10h a 14h. La entrada cuesta 6,5 ​​euros y también da acceso a la Casa de los Delfines y el Jardín de Quinto Licinio (otros restos romanos de la ciudad). Si queréis el servicio de audioguía (muy recomendable), tendréis que añadir 2,40 euros.

  • Transporte: nosotros hemos hecho la ruta en coche y a pie, pero en la web de Viemocions también encontraréis información para hacerla en transporte público. 


Más información: