Cómo ir a Montserrat en transporte público


Subir a pie la montaña de Montserrat es la manera tradicional de hacerlo y, sin duda alguna, también la más ecológica. Pero si no has hecho nunca senderismo, estás en baja forma o, simplemente, no te va bien calzarte unas zapatillas, ¡utiliza el transporte público! Cada hora salen de Barcelona trenes con parada en la estación de Monistrol de Montserrat y, una vez allí, puedes enlazar cómodamente ya sea con el ferrocarril cremallera o bien con el teleférico funicular. ¡Tú escoges! Fundado en el siglo XI por el influyente abad Oliba y consagrado a la Virgen María, el santuario benedictino es hoy el segundo lugar de culto más visitado en las comarcas de Barcelona, sólo superado por la Sagrada Familia. Todo un referente mítico a nivel espiritual, cultural y natural... ¡no te lo pierdas!

1. Cómo ir a Montserrat en ferrocarril y tren cremallera 

El viaje empieza en la estación Barcelona-Plaça Espanya de Ferrocarriles de la Generalitat (FGC), donde te convendría comprar un billete que combine el trayecto en tren con la subida en cremallera, ya que es la opción más económica. Cuando lo tengas, toma el primer tren de las líneas R5 y R50 que salga en dirección a Manresa; idealmente, deberías haber consultado los horarios con antelación, ya que la frecuencia habitual de paso es de una hora. Unos 60 minutos más tarde, baja en la estación de Monistrol de Montserrat y enlaza con el tren cremallera. Piensa que éste es uno de los dos únicos cremalleras en servicio en la península ibérica, así que disfruta de la experiencia... ¡y de las vistas! Admira la panorámica de la montaña mágica antes de bajarte, 15 minutos más tarde, en pleno recinto del santuario.

2. Cómo ir a Montserrat en ferrocarril y funicular 

¿Quieres llegar más rápido al monasterio y no tienes miedo a las alturas? ¡Coge el funicular! Para ello, igualmente debes salir igual de la estación Barcelona-Plaça Espanya de FGC y coger un tren de la línea R5; pero, en esta opción, en vez de bajarte en Monistrol, bájate en la estación “Aeri de Montserrat”. Desde allí salen teleféricos cada 5 minutos y 5 son también los minutos que tarda el funicular en realizar el trayecto a la abadía. Una manera diferente de subir a la montaña de Montserrat y la preferida de los niños, quienes tienden a quedarse boquiabiertos ante el conjunto de esculturas religiosas que se levantan entre el monasterio y la cueva en la que se encontró la imagen de la Virgen María en el siglo IX.

  • ¿Te apetece subir todavía más arriba? Coge el funicular que une el monasterio con la ermita de San Juan y disfrutarás de unas vistas incomparables de la montaña de Montserrat. Con un mirador situado a los 1.000 metros de altitud sobre el nivel del mar y un Aula de Naturaleza con información sobre la flora y fauna de la montaña, la estación superior del Funicular de Sant Joan es el punto de partida ideal para salir a explorar el parque natural.


Más información:

Avís covid19
Consulteu la pàgina web de cada activitat i establiment per possibles canvis d'horaris o limitacions.