Cómo ir a Terrassa con energía verde


El tráfico motorizado es una de las principales fuentes de contaminación ambiental a nivel mundial, con miles de millones de toneladas de CO2 emitidas a la atmósfera anualmente. Un problema que Terrassa se toma con la importancia que se merece y por eso fomenta el uso del transporte público entre sus vecinos y cualquiera que visite el municipio. De manera que, si estás planificando un viaje a la co-capital del Vallès Occidental, te recomendamos encarecidamente que te desplaces con energía verde. Allí te esperan un montón de atractivos culturales, artísticos, gastronómicos y naturales.

1. Cómo ir de Barcelona a Terrassa en Ferrocarrils de la Generalitat

¿Quieres viajar a Terrassa en un medio de transporte colectivo puntual, rápido, cómodo y sostenible? ¡Utiliza la línea S1 de los Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya! En horas punta, la frecuencia de paso de los trenes es de 12 minutos y el trayecto dura 42 minutos entre la parada de Barcelona-Plaça Catalunya y la Rambla de Terrassa. La puntualidad y regularidad del servicio de FGC son muy valoradas entre los usuarios de la línea, que también agradecen mucho su comodidad. Con once paradas en la ciudad condal y cinco paradas en la ciudad vallesina, seguro que lo que buscas te quedará muy cerquita. Y, si no buscas nada, ¡deja que el municipio te sorprenda! Camina sin prisa por el centro de Terrassa y descubrirás un rico patrimonio arquitectónico que incluye antiguas residencias de la burguesía, museos y fábricas modernistas.

 

2. Cómo ir de Barcelona a Terrassa en tren de Rodalies

Otra opción para desplazarte con medios ferroviarios desde el centro de Barcelona al centro de Terrassa es la línea R4 de Rodalies de Catalunya. El trayecto dura unos 42 minutos, la frecuencia de paso de los trenes es de tan sólo 15 minutos en hora punta y te gustará saber que la línea ofrece un total de seis paradas en la ciudad condal (Sants, Plaça de Catalunya, Arc de Triomf, La Sagrera-Meridiana, Sant Andreu Arenal y Torre de Baró) y dos paradas en Terrassa. Y lo mejor es que, si te bajas en la segunda y caminas diez minutos por los bonitos jardines del parque de Vallparadís, podrás visitar los restos de la ciudad romana de Egara y las pinturas murales de las iglesias de Sant Pere. No te las pierdas... ¡son únicas!

3. Cómo ir de Barcelona a Sant Cugat en autobús interurbano

A pesar de que la red de autobuses interurbanos todavía tiene que mejorar mucho para reducir drásticamente las emisiones de dióxido de carbono producidas por los vehículos, nadie puede cuestionar que viajar en autobús es mejor para el medio ambiente que viajar en coche privado. Así que, siempre que puedas, utiliza los medios ferroviarios para ir de Barcelona a Terrasa, y cuando no te sea posible, usa la línea de autobuses que cubre esta ruta. La línea e2.1 circula aproximadamente cada 20 minutos, sale de la avenida Meridiana a la altura de la calle de Honduras y llega a la Plaza de la Tecnología de Terrassa en 25 minutos escasos. ¿Tienes curiosidad por saber por qué se hace tan rápido el trayecto? Pues porque los vehículos sólo se paran una vez, en la estación Barcelona-Fabra i Puig. Desafortunadamente, no hay mil sin hiel y la hiel de esta ruta es que sus autobuses no circulan fuera de hora punta. Consulta los horarios de paso en el web de Moventis y evítate molestias.


Más información: