Ruta por Manresa rodeados de agua


La ciudad de Manresa, ubicada en el centro de Cataluña, es un destino para los apasionados por el arte, la cultura y la historia, pero también lo es para los amantes de la naturaleza. Tanto en la ciudad como en las afueras existen numerosos espacios naturales de gran belleza en los que el agua es la protagonista

El parque del Cardener, el torrente de Rajadell, la cuenca del Llobregat, el parque ambiental de Bufalvent, la acequia de Viladordis, el parque de la Aguja, la acequia del Poal, la riera de Guardiola y la sierra de Montlleó son los nueve espacios que forman parte de la Anella Verda de Manresa, un conjunto de parajes de entrada gratuita alrededor de la ciudad de Manresa donde se pueden llevar a cabo diferentes actividades recreativas, deportivas o culturales. En la mayoría de ellos, el agua tiene una presencia destacada en forma de río, torrente o canal. En la riera de Rajadell, por ejemplo, hay recorridos señalizados que permiten conocer a fondo los últimos diez kilómetros del torrente antes de que desemboque en el río Cardener, en Can Poc Oli, a través de valles repletos de vegetación.

El agua es el camino 
El Parc de la Sèquia es una institución que gestiona los espacios y equipamientos vinculados a la Acequia (o Sèquia) de Manresa, una obra maestra de la ingeniería medieval que servía para traer agua a la ciudad. En este parque, encontramos el camino de la Sèquia, el Parc de l’Agulla, el Centre de l’Aigua, la Casa de la Culla y el Museo de la Técnica, lugares donde se divulga la importancia del agua para el desarrollo humano.

Para empezar, el Camino de la Sèquia es un trazado señalizado de 26 kilómetros que bordea el canal de la Acequia, que desemboca en la Aguja, una zona con más de seiscientos árboles presidida por un estanque artificial que entró en funcionamiento en 1974 para abastecer de agua Manresa y otras poblaciones de la zona. Con vistas a Montserrat, es la gran zona de ocio de los habitantes de Manresa.

Cerca se encuentra el Centre de l’Aigua, con una zona expositiva, una zona experimental y una zona de estudio abierta a quien quiera ampliar sus conocimientos sobre el agua y su importancia. En Manresa también se puede visitar la Casa de la Culla, una masía medieval donde se explica la importancia del agua para el regadío de los campos y donde se hacen talleres de educación ambiental, y el Museo de la Técnica, situado en los depósitos viejos, donde se guardaba el agua de la ciudad en el siglo XIX.

¿SABÍAS QUE...?

De la esclusa al parque de la Aguja
La Acequia (o Sèquia) de Manresa es el canal que lleva las aguas del Llobregat a Manresa. Además de ser una de las principales obras de ingeniería medieval de Europa y abastecer de agua a los municipios de alrededor, también tiene otra función: recibir las visitas de los que buscan un rincón tranquilo para dar un paseo. Hay varios puntos desde donde iniciar una caminata o una ruta en bicicleta por la acequia, desde la esclusa, ubicada al pie del castillo de Balsareny, hasta la ermita de Santa Magdalena de Bell-lloc, la de Santa Anna o el parque de la Aguja, en Manresa. 


Más información:

Avís covid19
Consulteu la pàgina web de cada activitat i establiment per possibles canvis d'horaris o limitacions.