¿Nos llevamos al perro?


Llamadle Ronnie, Laika, Bobbie, Nevado, Menut, Triska o Nina. A la hora de planificar las vacaciones, o aunque sea una escapadita de fin de semana, si tienes en casa una mascota seguro que en un momento u otro ha surgido la pregunta: "¿Qué hacemos con él?". Y quizás a continuación ha venido otra pregunta: "¿Y si nos lo llevamos?". Si quieres escaparte sin dejar tu perro o tu gato en manos de otros, en las comarcas de Barcelona tienes la suerte de que cada año hay más alojamientos aceptan animales domésticos.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que a cada establecimiento que admiten animales tienen su normativa: en qué espacios comunes pueden moverse y en cuáles no, si se pueden quedar solos en la habitación, si admiten todas las razas y tamaños, si debe tener la cartilla de vacunas en regla... Incluso es probable que tengas que hacer un seguro de responsabilidad civil, y aún más que te cobren un suplemento diario por el animal. Por lo tanto, consulta todas las condiciones con el establecimiento antes de ir, no sea que te encontraras con sorpresas una vez en el lugar.

En comparación con hace algunos años, muchos más hoteles admiten hoy mascotas. Eso sí, el número de habitaciones en las que puede haber animales suele ser limitado, así que si tu intención es dormir en hotel más vale reservar con bastante antelación. El caso de los apartamentos turísticos es similar, mientras que en los campings la aceptación de mascotas es muy extendida, pero la proximidad entre los campistas hace que en la mayoría de establecimientos de este tipo tengas que tener la mascota atada y controlada en todo momento . En cuanto a las casas rurales, probablemente éstas son la mejor elección si viajas con mascotas, en primer lugar porque es habitual que la casa se alquile entera y por lo tanto la presencia del perro o del gato no suponga ningún problema para nadie; en segundo lugar porque muchas están aisladas y así los posibles maullidos o ladridos no despertarán vecinos; y finalmente porque muchas disponen de amplios terrenos donde el animal podrá distraerse y pasarlo en grande.

Sea cual sea tu elección, hoy en día ya no hay excusa para no vivir las vacaciones junto a tu mascota, ¡si es esa tu voluntad!


 

  • ¡Ten en cuenta que en cualquier establecimiento el último responsable de los desperfectos o molestias que pueda causar el animal es su dueño!


Más información: