Escapadas artísticas


Por fortuna, cada vez más personas disfrutan de los placeres de la creación artística: formarse, investigar, practicar, producir, difundir y exponer interesa en un buen puñado de gente de todas las edades, con independencia de géneros, orientaciones sexuales, recursos económicos o niveles educativos. ¡Y ya ni siquiera es importante vivir en las grandes capitales para recibir la visita de las musas! Las diosas que protegen el canto y la poesía, la danza y la pintura, también aletean en los pueblos más pequeños, los bosques de robles y encinas, las mansiones elegantes y las iglesias de piedra integradas en la naturaleza. ¿No te lo crees? Te presentamos cinco rincones de las comarcas de Barcelona donde el arte y la creatividad son protagonistas.

1. Cripta Gaudí en Santa Coloma de Cervelló

La Cripta Gaudí es un lugar perfecto para dejar que la inspiración te toque la fibra sensible, especialmente si eres amante de las artes visuales y el genio de Antoni Gaudí te alegra la vida. Construida con piedra basáltica y unida a la montaña por la zona del altar mayor, la iglesia de la Colonia Güell es la joya escondida de un arquitecto que proyectó y construyó muchos edificios imposibles a lo largo de su carrera. Una obra monumental e hiperbólica que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2005.

 

2. Circ Cric en Sant Esteve de Palautordera

El entrañable Tortell Poltrona es el alma del Circ Cric, una compañía de malabaristas, equilibristas, trapecistas y payasos que acampa en los bosques de Sant Esteve de Palautordera, en pleno corazón del Montseny. Es un espacio mágico en el que los artistas estables del circo colaboran con actores, músicos y poetas, creando espectáculos que ayudan a expandir el universo de las artes escénicas.

 

3. Auditorio de Sant Cugat

Con una programación de lo más intensa, el Auditorio de Sant Cugat es una de las salas de conciertos más prestigiosas de las comarcas de Barcelona. Jazz, blues, canto coral, música latina, clásica, ópera o zarzuela…, todos los estilos encuentran su momento en un escenario que sabe acoger a un público amplio y diverso. Pero el auditorio es mucho más que un edificio al que se acude para escuchar con atención. En las tertulias "Hablamos de…" se puede charlar con los intérpretes e intercambiar puntos de vista sobre las artes musicales, rompiendo las barreras entre aficionados y expertos.

 

4. Biblioteca-Museo Víctor Balaguer en Vilanova i la Geltrú

Otro refugio frecuentado por las musas son las bibliotecas, especialmente si han pertenecido a escritores, periodistas o poetas, así que no te extrañes si te encuentras alguna recorriendo las salas del edificio que Víctor Balaguer hizo construir en Vilanova i la Geltrú para albergar sus libros. El fondo documental adquirido por este político e intelectual a lo largo de su vida es tan impresionante como pioneras son sus ideas: Balaguer quiso que cualquier ciudadano, sin discriminaciones de ningún tipo, pudiera consultar su colección de manuscritos, fotografías, revistas, mapas, etc., y con esta voluntad se avanzó a las primeras bibliotecas públicas. ¡Un verdadero oasis de las artes literarias en Cataluña!

 

5. Roca Umbert — Fábrica de las Artes en Granollers

¿El arte total es tu disciplina creativa? ¡Pues toma buena nota de un espacio imprescindible! Se trata de la Fábrica de las Artes Roca Umbertuna empresa textil que se instaló en Granollers en 1904 y que, en la actualidad, es el epicentro de la vida cultural de la capital del Vallès Oriental. Un paraíso asombroso donde conviven la pintura, la música popular, el teatro, los audiovisuales, la danza y la escritura, y donde la libertad es la única norma que todo el mundo respeta.


Más información: