Festivales secretos cerca de Barcelona


¿Y si ir de festival no significa sólo masificación, cemento, riadas de gente corriente de un escenario a otro para llegar a la hora a tu concierto preferido que coincide con otro que también te gusta mucho?

¿Y si, así como hay comida de kilómetro cero, también hay músicos de kilómetro cero, de la tierra, muchos todavía para descubrir, otros consagrados, y los puedes disfrutar en parajes naturales que quizás nunca habrías conocido sino fuera por las citas del verano?

¿Y si a la sombra de los pinos la música se disfruta mejor? ¿Y si te decimos que para disfrutar de esta fiesta de los sentidos en entornos bucólicos no hace falta que vayas muy lejos de Barcelona?

Que sí, que todos sabemos que el Sónar y el Primavera Sound son dos de los grandes atractivos del verano en Barcelona, pero para quien no quiera masificaciones, os descubrimos cuatro festivales muy próximos de la capital para disfrutar de la mejor música y mucho más.

'Sons Solers'

En la finca Mas Solers, un espacio emblemático de Sant Pere de Ribes, se celebran elegantísimas bodas y otras ceremonias a lo largo del año. Su historia nos transporta al siglo XIII, cuando era el hogar de los monjes agustinos, pero la reforma del banquero Manuel Girona lo convirtió en este lugar mágico y majestuoso que conocemos hoy. Pues allí, a mitad del mes de julio, puedes disfrutar de un día de música en directo con artistas del indie, el folk y el pop catalán, desde los artistas más consagrados hasta jóvenes promesas del panorama local. El festival Son Solers, que se autodenomina como slow festival, es todo lo contrario del fast-food musical. Es una ocasión para degustar y saborear de actuaciones en vivo.

Vinyasons

Si te preguntes qué es aquello que nos provoca más placer a través de los sentidos, es muy probable que la comida, el vino y la música estén entre dos de las respuestas más habituales. Si pudiéramos combinar estas tres experiencias... Sí, sí que podemos, y de paso también podemos visitar algunas de las viñas y bodegas más bonitas y emblemáticas de las comarcas de Barcelona. El Vinyasons te lleva durante algunos fines de semana de junio, julio y agosto a vivir una experiencia inolvidable, donde la música pensada para saborearla lentamente -como pueden ser el jazz, cantautores o incluso clásica-, se acompaña de degustaciones gastronómicas, una copa de vino y una visita en el interior de las bodegas. El Priorat, el Berguedà y Cadaquès son opciones más alejadas para ver conciertos, pero l'Anoia, el Penedès, Alella o el Bages nos abren las puertas de algunas bodegas muy cerca de Barcelona.

Música a les vinyes

En Subirats, el festival Música a les Vinyes también te abre las puertas a disfrutar de la música acompañado o acompañada del mejor vino local en un festival que se inicia con un concierto de presentación en las bodegas de Sumarroca y prosigue con dos días seguidos de directos exquisitos en Torre-Ramona. El edificio, un antiguo palacio medieval rodeado de viñas, ofrece un entorno único para disfrutar una música que puede ir desde Vivaldi hasta Keith Jarret, pasando por obras propias de los compositores, en una apuesta clara por el jazz y la música clásica.

Biorritme Festival

Con un cartel que apuesta por la música más reivindicativa y multicultural, donde la fiesta y la propuesta se dan la mano, el Biorritme es uno de los festivales que cierra la temporada a finales de agosto. Se define como "un espacio para compartir música de todo el mundo, música comprometida, crítica y constructiva de un mundo mejor".

Pero lo que hace que el Biorritme sea un festival verdaderamente especial es su entorno único donde se puede además acampar durante los cuatro días que se celebra. El Pantano de Sau, con su campanario sobresaliendo por encima del agua, es sin duda uno de los lugares más emblemáticos de las comarcas de Barcelona. Sólo tendrás que poner de tu parte la diversión y la responsabilidad de cuidar de la naturaleza y no ensuciarla.

Festivales como el Terramar, en Sitges, o el Festival de Artes Costa Barcelona en Calella, que se celebran durante el mes de julio en dos de los municipios de playa más atractivos del entorno a Barcelona, son sólo algunos más de una oferta tan amplia y diversa que es muy fácil disfrutar, pero muy difícil hacer la elección.


Más información: