Disfruta de cada momento


En las comarcas de Barcelona, el clima es lo suficientemente contrastado como para que puedas disfrutar intensamente de las cuatro estaciones. Muy asociada al turismo de sol y playa, la provincia catalana es también un destino ideal para las vacaciones de invierno, otoño y primavera y son muchas las actividades interesantes que puedes hacer fuera de temporada alta. Aquí van algunas ideas de escapadas sostenibles para todo el año.

1. Verano

En los meses de calor, lo más seguro es que quieras estar cerca de la playa. Y en Costa Barcelona lo tienes fácil ya que, con más de 100 kilómetros de litoral, siempre habrá algún arenal cercano que haya sido distinguido por su compromiso medioambiental. Pero si tu actividad favorita no es, precisamente, tumbarte al sol, en las comarcas de Barcelona hay muchos paisajes mágicos donde podrás disfrutar del fresquito en plena naturaleza. ¿Prefieres más bien salir de noche? Escucha música en directo en algún festival de verano o apúntate a las fiestas mayores de los pueblos. Descubrir la cultura local es uno de los principios fundamentales del turismo sostenible, así que consulta nuestra agenda y disponte a vivir tradiciones muy antiguas. 

2. Otoño

Cuando las hojas de los árboles empiezan a cambiar de color, es un buen momento para explorar los parques naturales de las comarcas de Barcelona. También para sucumbir a los placeres gastronómicos, ya que algunos de los platos más deliciosos de la cocina catalana son típicos del otoño y degustarlos en plena temporada es garantía de calidad... ¡y de sostenibilidad! Si eres amante del vino, te interesesará saber que muchas bodegas de la región abren sus puertas en septiembre para que puedas disfrutar de la vendimia.

3. Invierno

En los meses de enero y febrero, es posible que puedas ver nieve en las comarcas del norte de Barcelona. Pero, con el cambio climático, ¡no te lo podemos garantizar! Lo que sí que podemos asegurarte son buenos platos de sopa, escudella, cremas y estofado, además de otras grandes recetas de temporada. También muchas fiestas tradicionales que están muy arraigadas y no son nada convencionales, como las famosas celebraciones en honor de San Antonio Abad, el patrón de los animales. Y si quieres vivir unas Navidades sostenibles y diferentes, participa en alguno de los rituales de fuego y árboles que tienen lugar en esas fechas tan especiales. La bajada de teas de Gurb, las faies de Bagà y Sant Julià de Cerdanyola o las fiestas del Pino de Centellas son tres ceremonias ancestrales que te sorprenderán.

4. Primavera

En las comarcas de Barcelona, la flor del cerezo es la señal que anuncia la llegada de la primavera, una estación espléndida que invita a salir al aire libre, ya sea para hacer caminatas, organizar pícnics con vistas o remar con kayak. Y si vienes en Semana Santa, no te puedes perder las procesiones, las representaciones de la Pasión de Jesús ni las vigilias a la luz de las velas que se celebran a lo largo y ancho del territorio. Tampoco puedes dejar de probar los dulces tradicionales de Pascua. Galletas de Ramos, roscones, buñuelos, torrijas, monas... todas estas delicias se elaboran con los mejores productos y, tradicionalmente, sólo se preparan en esta época. 


Más información: