L'Anoia, castillos, vino y papel


Ver la comarca de la Anoia a vista de pájaro desde uno de los globos el segundo fin de semana de julio participan en el European Balloon Festival  es una experiencia inolvidable, pero la Anoia también se puede disfrutar desde las alturas visitando sus castillos. Ubicados en cerros estratégicos, en el pasado servían para controlar posibles peligros y ahora se han convertido en miradores excepcionales.

Hoy, os proponemos hacer la ruta de un fin de semana que la Cris y Carles del blog de viajes wetravelcat han seguido para descubrir algunos de los castillos de la Anoia. Lo han combinado con algunos de los atractivos turísticos más destacados de la comarca. Tres pistas: también habrá agua, papel y vino.

Muralla del castell de la Pobla de Claramunt

Sábado

  • 10h Castillo de Vilademàger
  • 12h La Llacuna amurallada
  • 14h Comida en el restaurante Castell d’Orpí + visita
  • 17h Santa Càndia
  • 18h Castillo de Miralles
  • 20h Llegada al Hostal Robert (la Pobla de Claramunt)
  • 21h Cena en Igualada

Diumenge

  • 10.30h Molino Papelero
  • 11.00h Visita guiada al molino + taller
  • 12.30h Visita + cata de vinos en la bodega Pla de Morei
  • 14.00h Picnic en Pla de Morei
  • 17.00h Castillo de la Pobla de Claramunt

Castillo de Vilademàger

No podíamos empezar nuestro fin de semana por la Anoia desde otro lugar que no fuera un castillo. El Castillo de Vilademàger, como la mayoría de las fortificaciones de la zona, es testigo de los castillos de frontera, construidos hacia el siglo X entre los condados catalanes y al-Andalus como medida de protección y defensa. Este castillo eligió el alto de la sierra que domina la llanura de La Llacuna para ubicarse y así poder controlar todas estas tierras. Casi desde los inicios y hasta el siglo XIX, estuvo en posesión de la familia Cervelló. Se conserva parte de la muralla con la portalada (por donde se entra), la iglesia, también con orígenes en el siglo X, y una torre circular. Es un lugar tranquilo con unas visitas impresionantes del pueblo de La Llacuna y sus entornos. ¡Fijaros bien porque en días claros, al fondo, también se ve Montserrat!

Església del castell de VIlademàger

La Llacuna amurallada

La Llacuna es uno de los pueblos más ricos en patrimonio de la comarca. Aparte del castillo, también tiene un yacimiento íbero y el núcleo urbano aún conserva partes de la muralla y los portales medievales. Si vuestra visita a la Llacuna coincide con el tercer sábado de mes, recomendamos hacer la visita guiada "La Llacuna amurallada", que os permitirá seguir el perímetro de la muralla y descubrir los secretos de los portales que aún se conservan. Si váis por vuestra cuenta, podéis hacer la visita recorriendo la calle Muralla. No dejéis de visitar la plaza porticada, con edificios singulares, ni la iglesia de Santa María.

Plaça porticada de la Llacuna

Portales de la Llacuna

En toda la muralla aún se conservan cuatro portales con historias interesantes. El portal del Gavatx se abrió cuando, tras la fuerte ola de peste, llegó una ola de población de la Occitania y crearon el arrabal, o barrio extramuros. El portal de Garreta, uno de los más antiguos, muestra borrado el escudo de la familia Cervelló, señores de La Llacuna durante siglos. La población lo quiso eliminar cuando empezaron a desaparecer los feudos, aunque actualmente es parte de la bandera del municipio.

Portal de Cal Gavatx de la Llacuna

Castillo de Orpí

El segundo castillo del día es ahora propiedad privada, pero la visita exterior es libre. Con orígenes en el siglo X, también fue construido como castillo de frontera. El castillo de Orpí aún conserva la torre maestra y la iglesia de San Miguel. El resto de las construcciones adheridas son ahora un restaurante y diferentes alojamientos. Es un núcleo pequeño que vale la pena visitar para admirar las vistas sobre la comarca. Volvemos a comprobar que los cerros donde hay castillos son miradores espléndidos.

Panoràmica del castell d'Orpí

Comida en el Castillo de Orpí

Aprovechando que estamos en el recinto, decidimos probar el restaurante. Alex nos ofrece un tataki de atún y una tapa de sobrasada con panal de miel de Orpí impresionante. De primero, probamos un arroz cremoso con setas y lo rematamos con una merluza sobre patatas espectacular. Si estáis por la zona, ¡no os perdáis el lujo de probar sus platos!

Entrada del restaurant del castell d'Orpí

Santa Càndia

Para bajar la comida, ponemos rumbo a Santa Càndia. Este núcleo del municipio de Orpí esconde un lugar ideal para el verano. El paso del arroyo del Carme en medio de la roca ha creado una serie de gorgas de agua que son ideales para bañarse y refrescarse en verano. Los hemos encontrado un poco más llenos de gente de lo que nos gustaría, pero como hay unos cuantos de seguidos, simplemente buscad vuestro rincón.

Santa Càndia, gorgs a l'Anoia

Castillo de Miralles

Otro castillo de frontera con vistas envidiables. El recinto del castillo de Miralles tiene dos partes. Abajo, hay una iglesia con origen románico y una torre de vigilancia, ahora habilitada con unas escaleras para poder subir, desde donde conseguiréis unas vistas espectaculares de los caminos naturales hacia el Camp de Tarragona y el Penedès. En la parte arriba, donde se puede acceder por el camino de detrás de la iglesia, encontraréis los restos de la antigua muralla.

Les vistes de la torre del castell de Miralles

Dormir en el Hostal Robert

Haremos noche en la Pobla de Claramunt, concretamente en el Hostal Robert, uno de los más clásicos de la Anoia. Actualmente está dirigido por la cuarta generación de la familia Robert. De trato familiar, dispone de habitaciones acogedoras y modernizadas. El establecimiento también ofrece comidas y una piscina, muy necesaria para los días de calor.

L'Hostal Robert, un allotjament clàssic a l'Anoia

Cena en Igualada

Aunque sólo hace un par de meses que hicimos la ruta por la Igualada medieval, no nos hemos querido perder la oportunidad de redescubrir la ciudad de noche y hemos decidido dar una vuelta por el centro y cenar al aire libre disfrutando de las calles de la capital de la Anoia. ¡La plaza es uno de los lugares con más vida las noches de verano!

La plaça d'Igualada, un bon lloc per sopar a l'estiu

Domingo

Hoy sólo visitaremos un castillo, pero también descubriremos parte del pasado de la comarca a través de dos productos muy diferentes.

Molino Papelero de Capellades

Es uno de los museos más visitados de Catalunya para las escuelas y la verdad es que el buen estado de conservación de su maquinaria antigua bien merece una visita guiada. En la primera parte, descubriréis de dónde viene el papel de trapo y que en el siglo XVIII llegó a haber hasta 60 molinos en la Anoia. El Molino Papelero de Capellades  estuvo en pleno funcionamiento hasta los años 80 y aún ahora fabrica papel de trapo por encargo de forma artesanal. En la segunda parte de la visita, os explicarán todo el proceso de confección del papel, desde que el trapero dejaba los trapos hasta que salían en forma de hojas. Se llegaron a producir hasta 4.500 folios diarios.

Molí Paperer de Capellades

Museo Molino Papelero

No os perdáis la segunda planta, el trabajo de musealización que se ha hecho es una maravilla que os permitirá descubrir la historia del papel y la imprenta a través de unos paneles hechos con mucho gusto. En la tercera planta hay una reproducción de las ventanas, el lugar donde se dejaba secar el papel. ¡Muy fotogénico!

Molí Paperer de Capellades

Taller de papel

También os animamos a complementar la visita guiada con el taller de papel. Aunque ya encontraréis la masa de algodón hecha, podréis experimentar el proceso de hacer papel artesanal y os lo llevaréis a casa. ¡Un bonito recuerdo de Capellades!

Fent paper al Molí Paperer de Capellades

Bodega Pla de Morei

¿En la Anoia se hacen vinos? Esta es la misma pregunta que nos hicimos nosotros cuando descubrimos la Bodega Pla de Morei. Hace más de 30 años que venden las uvas a terceros, pero desde hace un año han apostado por hacer sus propios vino. Con sólo un año de vida y una producción de 16.000 botellas, ofrecen vinos ecológicos de gran calidad en un paraje al que os gustaría quedaros días.

Les vinyes de Pla de Morei

Cata de vinos Pla de Morei

Filigrana y sayal. Estos son los nombres de los dos vinos de la Bodega Pla de Morei. Dos blancos, ecológicos, de variedades autóctonas e internacionales muy bien trabajadas. El primero, más suave, ideal para hacer un aperitivo y, el segundo, con más cuerpo, casa a la perfección con quesos. Nos encantan los nombres, conectados a la tierra de donde vienen: la filigrana es la marca de agua que se deja a las hojas de papel y el sayal, el paño de lana absorbente que se pone entre los papeles para secarlos.

El vi Filigrana del celler Pla de Morei

Picnic en el Pla de Morei

Complementan la venta y las catas de vinos con otras activitades enoturísticas con la idea de retornar a la Anoia el vínculo con el vino que había tenido siglos atrás. Como el Bages, antes de la llegada de la filoxera había sido un territorio principalmente destinado a la viña. Después de explicarnos todos los secretos de esta bodega tan joven, Edgar y María nos han preparado un picnic con productos ecológicos y de kilómetro cero, sencillo pero delicioso. Las vistas, los productos y las explicaciones han hecho que la experiencia sea de 10.

El pícnic del Celler Pla de Morei

Subida al Castillo de la Pobla

El acceso al castillo de la Pobla está restringido a los vehículos. Entre el aparcamiento y la entrada hay que caminar 20 minutos (sin paradas) por una pista en subida. La caminata, en pleno verano, puede ser dura, pero el camino está lleno de paneles informativos, juegos para niños y tiene algunas sombras. Es parte del proyecto “Monte de los niños, así que os lo podéis tomar con calma y pensar que lo que os espera arriba merece mucho la pena. ¡Los restos del castillo y las visitas merecen esta caminata! ;)

Muralla del castell de la Pobla de Claramunt

Castillo de la Pobla de Claramunt

La última visita del fin de semana la hacemos en el castillo más importante de la comarca y uno de los 10 castillos más importantes de Catalunya. El  castillo de la Pobla de Claramunt tiene unas panorámicas impresionantes a la cuenca de Òdena con vistas a las principales poblaciones como la Pobla, Òdena e Igualada. La fortaleza fue la casa de los señores de Claramunt hasta el siglo XIII cuando pasó a manos de los Cardona. Conserva muy bien parte de la muralla con 7 torres (que se resiguen antes de entrar en el recinto), la torre del homenaje (la más elevada) y la sala grande (antiguamente dividida en dos plantas, una para las caballerías y la otra para el servicio). También se puede visitar lo que queda de la torre de la prisión y de la iglesia y la ermita románicas de Santa Margarita. Una visita muy completa.

Castell de la Pobla de Claramunt

Información práctica

  • Castillo de Vilademàger. La visita es libre. Para llegar es necesario ir desde el pueblo siguiendo las indicaciones hacia el camping. Os recomendamos dejar el coche en la primera explanada que encontréis y hacer el último tramo a pie. Pasa enmedio del bosque y entraréis en el castillo por la puerta que aún se conserva.
  • Castillo de Miralles. La visita es libre. Por supuesto, es 100% recomendable subir a la torre, pero no os olvidéis de tomar el camino de detrás de la iglesia y visitar la segunda parte del recinto con los restos del castillo.
  • Llacuna amurallada. La visita guiada cuesta 3 euros y se hace el 3er sábado de cada mes. En la web de Anoia Patrimonio podéis consultar las visitas que se hacen a lo largo del mes y hacerlas coincidir con vuestra visita a la comarca.Hostal Robert. Els preus per habitació doble amb esmorzar són a partir de 70 euros, depenent de la temporada.
  • Santa Càndia. Para llegar a las gorgas, poned Santa Càndida en Google Maps y una vez allí, pasad la Iglesia por la izquierda por un paso estrecho y llegad hasta una explanada con dos Fuentes, una con agua y la otra, seca. Aquí podéis dejar el coche y seguir el camino que vais a encontrar indicado.    
  • Bodega Pla de Morei. Cata de vinos, visitas guiadas por los viñedos y las barracas, picnic o, incluso, convertirte en enólogo por un día. Consultad todas las actividades enoturísticas que ofrece esta bodega.
  • Hostal Robert. Los precios de la habitación doble con desayuno van a partir de los 70 euros según temporada.

  • Castillo de la Pobla de Claramunt. Está abierto de miércoles a domingo de 10h a 13.30h y de 16h a 18.30h (de 9.30h a 13.30h y de 15h a 16.30h entre octubre y abril) y tiene un precio de 3,5 euros. La visita guiada dura una hora y os permitirá haceros una mejor idea de la historia.

  • Movilidad. No hemos tenido ningún problema para llegar a ninguno de los lugares siguiendo las indicaciones de Google Maps. Las distancias son relativamente cortas. No tardaréis más de media hora en llegar de un lugar a otro y en algunos casos, sólo tendréis un trayecto de pocos minutos.


Más información: