La travesía de los 'Tres Monts'


Si te gusta caminar en contacto con la tierra y el agua, no te puedes perder la ruta senderista de Los Tres Monts. A lo largo de un recorrido de 106 kilómetros, conocerás rincones escondidos en los espacios naturales más emblemáticos de las comarcas de Barcelona y te sorprenderás con la huella que ha dejado la historia en forma de ermitas románicas, típicas masías o construcciones en piedra seca. ¿Preparado para descubrir paisajes de gran belleza?

Los Tres Monts es un itinerario de senderismo que une los parques naturales del Montseny, Sant Llorenç del Munt y el Obac y la montaña de Montserrat, pasando por los riscos protegidos de Bertí y Gallifa, en los Valles del Montcau. Dividido en seis etapas que se pueden recorrer en seis días, el camino alterna jornadas de distancias muy diferentes: la más larga tiene 24 kilómetros y la más corta, poco más de tres. No son travesías demasiado largas ni con grandes dificultades técnicas, pero sí que tienen desniveles considerables, por lo cual es recomendable que entrenes un poco antes de emprenderlas.

Empezarás en el pueblo de Montseny, subirás al llano de la Calma y continuarás recorriendo el increíble mosaico de paisajes de un parque natural que es Reserva de la Biosfera por la UNESCO desde el año 1978. Después de Tagamanent, llegarás al histórico paraje de Sant Miquel del Fai, un enclave medieval situado entre los saltos de agua de los ríos Rossinyol y Tenes, antes de seguir hasta Sant Feliu de Codines. A partir de este núcleo urbano, el itinerario te llevará al Santuario Ecológico de Gallifa, un conjunto encaramado en lo alto de un peñasco solitario desde donde disfrutarás de unas vistas impresionantes de los riscos. Las siguientes etapas de la travesía transcurren por los senderos de Sant Llorenç Savall y Mura, en un entorno cargado de mitos y leyendas, para acabar en el Monasterio de Montserrat, uno de los símbolos culturales, espirituales y religiosos de Cataluña.

Pero la ruta de Los Tres Monts no te interesará sólo por la posibilidad de descubrir el legado natural e histórico del interior de las comarcas de Barcelona. La gastronomía es otro de los puntos fuertes de un itinerario en el que podrás saborear productos de la tierra, como las setas del macizo del Montseny, los finísimos garbancitos de Mura, los vinos de la Denominación de Origen Pla de Bages y el delicioso requesón elaborado artesanalmente en Marganell. ¡Buen provecho! 

 


Más información: