Paisajes de vino y cava


Si no sabes en qué se diferencian los vinos ecológicos, biodinámicos y naturales, pero te gustaría descubrirlo, date una vuelta por las comarcas de Barcelona. Del Alt Penedès al Maresme, pasando por el Bages, son muchas las bodegas que cultivan la viña de manera respetuosa y producen bebidas de calidad inmejorable sin estropear el medio ambiente. Algunos de los nombres te sonarán y otros serán nuevos descubrimientos: pequeñas empresas familiares con poca producción y mucha consciencia verde. Te presentamos 7 propuestas imprescindibles para convertirse al enoturismo sostenible.

1. Conoce a un pionero en viticultura respetuosa

Al lado de Sant Pau d’Ordal está Albet i Noya, una bodega pionera en el estado español en temas de viticultura sostenible: ¡llevan más de cuarenta años flameando la bandera eco! Y dos décadas atrás iniciaron un proyecto de investigación para recuperar variedades antiguas de viña que les ha permitido desarrollar vinos muy interesantes... Si quieres conocer en profundidad las técnicas más sostenibles en materia de viticultura, no lo dudes y reserva una visita especializada con el enólogo y propietario de la bodega. Una experiencia muy recomendable en la Denominación de Origen Penedès.

2. Pasea por los viñedos en bicicleta eléctrica

Muy cerca, en Sant Sadurní d'Anoia, encontrarás otra bodega de gran prestigio. Se trata de Juvè & Camps y su apuesta por la viticultura respetuosa es tan fuerte que han reconvertido todas sus hectáreas para producir cavas y vinos ecológicos. Dejan que la tierra descanse y se recupere con años de barbecho, no usan insecticidas ni herbicidas químicos, y recogen la uva manualmente para no contaminar y que las cepas no sufran. La vendimia es, de hecho, el momento más esperado del ciclo productivo y cada año organizan un recorrido de los viñedos en bicicleta eléctrica para que todo el mundo pueda disfrutar de una experiencia inolvidable en la DO Cava. ¡No puedes perdértela!

3. Recorre los viñedos a caballo

Gramona es otra bodega muy concienciada de la importancia de trabajar la viña bajo los principios de la agricultura ecológica y biodinámica. Fieles a una filosofía sostenible y respetuosa con el medio ambiente, sus propietarios se han aliado con una variedad única, la xarel·lo, y la han convertido en la estrella de sus vinos espumosos. ¿Quieres conocer algunos de sus secretos? Apúntate a recorrer los viñedos a caballo y un guía especializado te explicará la manera de pensar y de actuar de una familia de viticultores desde 1850.

4. Entiende las prácticas biodinámicas

Más pequeña es la bodega Parés Baltà, una empresa familiar de viticultores apasionados con los vinos ecológicos y biodinámicos. Tienen abejas que contribuyen a la polinización durante la floración de las uvas; ovejas que pacen por los viñedos y los fertilizan de manera natural después de la vendimia; el agua que reciben las cepas proviene de la lluvia y no de sistemas automatizados de riego; y trabajan con preparados especiales a base de hierbas, minerales y estiércol para favorecer la fertilidad de las viñas y controlar las plagas sin dañar la biodiversidad. ¿Quieres conocer más detalles? La bodega está en Pacs del Penedès y monta regularmente sesiones para aclarar las virtudes del cultivo biodinámico. ¡Infórmate!

5. Sé enólogo por un día

La bodega Pla de Morei nace con el objetivo de preservar, respetar y recuperar el entorno en que ha vivido la familia de propietarios generación tras generación: la masía de Mas Rossinyol, situada en la comarca de la Anoia, en el pueblo de La Torre de Claramunt. Un territorio rico y fértil que puedes descubrir en un recorrido entre barracas de piedra, un maridaje de vinos y quesos locales o un picnic entre viñedos. ¿Prefieres aprender a elaborar tu propio vino ecológico? Reserva tu plaza y conviértete en enólogo, aunque sólo sea por un día.

6. Descubre una antigua bodega modernista

¿Te interesa la viticultura sostenible, pero también la arquitectura modernista? La bodega de Alella Vinícola fue diseñada en 1906 por un discípulo de Antonio Gaudí: el arquitecto Jeroni Martorell. Así que, si te apetece, puedes combinar un paseo entre viñas ecológicas junto al mar con una visita guiada a una bodega centenaria a sólo veinte kilómetros de Barcelona. Además, tendrás la suerte de poder probar unos de los mejores vinos sostenibles de la DO Alella.

7. Brinda con vistas   

En la DO Pla de Bages se ubica una de las bodegas ecológicas más reconocidas de las comarcas de Barcelona: la Heredat Oller del Mas. La finca está situada en una zona privilegiada, muy cerca de Montserrat y el Parque Natural de Sant Llorenç de Munt y el Obac, y en ella coexisten variedades de uva nobles como la Merlot, la Syrah, la Cabernet Franc y la Cabernet Sauvignon con variedades autóctonas y tradicionales. En Oller del Mas están muy interesados en preservar la identidad de un terruño único y destinan tantos esfuerzos para proteger el medio ambiente que son la primera bodega de Cataluña y la tercera del mundo con las emisiones más bajas de carbono. ¿Te gustaría poder degustar sus caldos? ¡Ningún problema! Siéntate en la terraza del restaurante de la Heredat y podrás disfrutar de la mejor cocina de proximidad mientras brindas con vistas a la montaña mágica.


Más información:

Avís covid19
Consulteu la pàgina web de cada activitat i establiment per possibles canvis d'horaris o limitacions.