Paraíso natural a orillas del mar


El delta del Llobregat es, sin duda, uno de los espacios naturales mejor protegidos de Costa Barcelona. Un verdadero paraíso natural a orillas del mar y a las puertas de la capital catalana, con una diversidad de flora y fauna difícil de encontrar en otros rincones del litoral mediterráneo. Paisajes fabulosos que puedes explorar de muchas maneras: te presentamos cuatro.   

1. Itinerarios guiados

Los humedales del río Llobregat están muy bien señalizados, así que puedes ir cuando quieras y descubrir los espacios naturales a tu ritmo. Pero si te apetece explorar en profundidad las diferentes áreas protegidas del delta y conocer detalles de la impresionante diversidad biológica que alberga, te recomendamos que te apuntes a cualquiera de los itinerarios guiados que se organizan regularmente.

2. Observaciones de pájaros

Una de las actividades estrella de los espacios naturales del delta del Llobregat son las salidas para observar las especies de pájaros más características, como por ejemplo garzas reales, martinetes, patos y cuervos marinos. De la mano de un experto, puedes aprender a identificar una gran diversidad de aves, analizar sus hábitats y enterarte de sus rutas migratorias. ¿Quieres convertirte en un auténtico birdwatcher

3. Salidas fotográficas

Si eres un amante de inmortalizar imágenes y siempre estás persiguiendo la mejor luz con tu cámara, te encantarán las salidas fotográficas que se organizan en el delta fuera del horario de apertura al público: ¡en el crepúsculo y el amanecer, el astro rey juega con el paisaje de una manera mágica! Además, la salida y la puesta de sol son los momentos en que las aves están más ajetreadas, de modo que si buscas una actividad que fusione a la perfección pájaros e instantáneas, apúntate a cualquiera de estas jornadas.

4. Paseos en bici

Los recorridos en bici por los caminos del delta son la actividad preferida de muchas familias, encantadas de poder descubrir sobre ruedas un entorno único de humedales, pinares y prados, cañizales, dunas y playas. Con una extensión protegida de cerca de mil hectáreas, la bicicleta parece el medio de transporte ideal para no dejar a un lado nada.  

  • Si quieres estar al día de las propuestas de actividades en el delta del Llobregat, consulta la agenda de este espacio natural. 


Más información: