¡Todo vale en Carnaval!


Cuando el Rey del Carnaval toma las riendas del gobierno, la vida de las personas da un vuelco y sólo la algarabía y el libertinaje parecen oportunos. Son siete días en los que todo está permitido, con tantas opciones para pasarlo bien que cuesta decidirse... Así que hemos hecho una selección de las tradiciones carnavalescas más peculiares de las comarcas de Barcelona, rituales singulares que no encontrarás en Cádiz, Nueva Orleans ni Salvador de Bahía. ¡Ven a descubrirlos!

1. Tornaboda en Gavà

El Carnaval tradicional catalán es sinónimo de Carnestoltes, un muñeco sorprendente y extravagante que preside las celebraciones. Su llegada es esperada con muchas ganas por todo el mundo, y su pregón, el pistoletazo de salida que da permiso para correrse juergas sin limitaciones. En Vilanova i la Geltrú organizan un Arrivo de Su Majestad de ahí es nada, pero el de Gavà, menos conocido, también es muy curioso. La Tornaboda, la fiesta que montan gavanenses y gavanensas de todas las edades para dar la bienvenida al "Rey de los Tarambanas", tiene un nivel de jolgorio importante gracias al baile, a la música y a un singular pasacalles en el que intervienen personajes de lo más transgresores.

 

2. Broncas en Caldes de Montbui

La denuncia y la sátira protagonizan muchas fiestas de Carnaval en las comarcas de Barcelona. Es el caso de Caldes de Montbui, donde uno de los rituales más característicos de la celebración es la cómica bronca que tiene lugar el sábado después del desfile de comparsas y disfraces. Aprovechando la mascarada general, los participantes hacen un repaso de los acontecimientos del año y se burlan de todo lo que creen que no debería haber pasado. Al final se hace un concurso, y los autores de los mejores abucheos son premiados.

 

3. Baile de Gitanas en Sant Celoni

Otra tradición típica del Carnaval catalán es el baile de gitanas, una danza en la que participan diferentes personajes con el objetivo de causar alboroto y contagiar el buen humor entre los asistentes. Muy extendido por diferentes pueblos y ciudades del Vallès, en Sant Celoni el baile viene de antiguo, y está repleto de elementos folclóricos tan enigmáticos como divertidos. No te pierdas el momento en el que la figura de la Vieja da a luz a un animal vivo: ¡cada año nace uno distinto!

 

4. Guerra de la Harina en Berga

El Carnaval es una fiesta de revuelta y transgresión en la todo vale para dar esquinazo al aburrimiento. En este contexto, es fácil toparse con batallas lúdicas donde los conflictos son dirimidos a base de luchas de merengue, confeti o caramelos, y donde los "heridos" se lo pasan a las mil maravillas dando y recibiendo. Una de las peleas bromistas más conocidas en las comarcas de Barcelona es la Guerra de la Harina de Bergaun enfrentamiento que evoca las guerras carlistas y que se celebra en la plaza de Sant Pere durante la mañana del domingo.

 

5. Despedida de 'Pellofa' en Mataró

Si buscas un lugar para despedirte del Carnaval con una explosión parrandera sin precedentes, te recomendamos que te acerques a Mataró durante la tarde del Miércoles de Ceniza. Este día, la capital del Maresme quema con todos los honores a su Rey Pellofa y, a continuación, se produce una lucha encarnizada entre unos personajes defensores de los Vicios y las fuerzas partidarias de la Vieja Cuaresma. Ganan las segundas, por supuesto, y ordenan el inicio de siete semanas de ayuno y abstinencia. Pero no sufras, que sirven buñuelos y vino caliente para que puedas coger fuerzas.


Más información: