Planes para disfrutar de la naturaleza cerca de Barcelona


Si eres de los que los gusta compaginar las visitas culturales en la ciudad con alguna escapada por la naturaleza, aquí te dejamos con las cuatro rutas preferidas de los barceloneses. Ellos también necesitan disfrutarlas y bajar las revoluciones de vez en cuando. Sobre todo si las tienen cerca. Hay para todos los niveles y, como casi a todos los puntos del país, se puede ir en cualquier estación del año.

Los espacios naturales del Delta del Llobregat, las mejores panorámicas de Barcelona

Cerca del aeropuerto, en el entrada sur de la ciudad, encontrarás los espacios naturales del Delta del Llobregat, uno de los dos ríos que irrigan la ciudad. Es una extensa llanura que conforma la segunda zona más húmeda de Barcelona. Hay miradores desde donde puedes observar todo tipo de pájaros y patos, largos caminos para hacer excursiones en bicicleta sin cansarte demasiado, caballos que pacen libremente, grandes extensiones de playas poco concurridas, vegetación propia de la desembocadura de los ríos… Es una de las mejores opciones si no quieres alejarte de Barcelona. El trayecto en transporte público tarda alrededor de una hora desde el centro de la ciudad.

El Parque Natural de Sant Llorenç del Munt, las montañas rojizas

Si sales de la ciudad hacia el norte, encontrarás el singular paisaje de este parque que está formado por riscos y monolitos cobrizos que contrastan con el verde de los pinares y los encinares que colonizan la parte baja de las montañas. Repartidas por los valles también han encontrado restos arqueológicos milenarios, como las de la cueva Simanya; y masías típicas. Si te acercas, puedes visitar el monasterio de Sant Llorenç del Munt, situado a la cumbre de la Mola, que es el monumento más emblemático del macizo y también la excursión preferida la población local.

El Montseny, reserva de la biosfera

En dirección a Girona puedes disfrutar de una de las joyas de la corona verde de Barcelona. El Montseny es un mosaico de paisajes mediterráneos y centroeuropeos situado cerca de la metrópoli. Está elevado entre las llanuras de las comarcas del Vallès, Osona y la Selva, y su biodiversidad extraordinaria tiene un valor universal que ha inspirado artistas, intelectuales y científicos. De hecho, fue declarado reserva de la biosfera hace cuarenta años. Se encuentran bosques de encinas, robles de corcho y pinos en las partes bajas, vegetación más propia del países del centro de Europa a partir de los 1.000 metros e, incluso, árboles propios de ambientes subalpinos.

El Parque Natural del Cadí-Moixeró, uno de los más grandes del país

Y todavía más hacia el norte, el Berguedà es una de las comarcas preferidas de los excursionistas barceloneses. Uno de los motivos es que aquí se encuentra el parque natural del Cadí-Moixeró, uno de los más grandes del país. Los amantes de la naturaleza valoran el gran número de especies de flora y fauna que hay en este entorno privilegiado, y también la belleza de sus montañas. Aquí se levanta, de hecho, uno de los picos más altos de Cataluña, el Vulturó, y cerca también hay la cumbre más emblemática, el Pedraforca. En el Cadí-Moixeró, se puede practicar senderismo, bicicleta de montaña, escalada y natación en aguas abiertas, en el embalse de La Baells, entre otras actividades.


Más información: