Semana Santa tradicional


Procesiones, representaciones de la Pasión, vigilias a la luz de las velas y dulces elaborados con los mejores productos de la tierra te esperan más cerca de lo que te piensas. En las comarcas de Barcelona, la Semana Santa no se vivirá con el fervor religioso de otros lugares del mundo, pero sí que cuenta con tradiciones muy arraigadas que combinan sabiamente el espectáculo y la liturgia. ¿Conoces las claves para disfrutar con intensidad de estas fiestas?

Una buena manera de empezar la Semana Santa es celebrar en Vic el Domingo de Ramos. Por la mañana, podrás conseguir las palmas en el mercado con más historia de la ciudad, y al atardecer, durante la procesión de los Armados, tendrás la oportunidad de conmemorar la entrada de Jesús en Jerusalén hace más de dos mil años.

La noche del Jueves Santo la puedes pasar con el cortejo de personas que recorren las calles de Badalona con velas a las manos durante la procesión del Silencio. Si llegas a la Iglesia Parroquial antes de la salida de los pasos no te arrepentirás: ¡el Canto de la Pasión que abre el ritual es espectacular!

Viernes Santo es el día perfecto para asistir a cualquiera de las representaciones de la Pasión que se organizan en la provincia. Las más famosas son, sin embargo, las de Olesa de Montserrat y Esparreguera. Con interpretaciones, escenografía, iluminación y acompañamiento musical de primera categoría, entenderás que hayan conseguido incorporarse en la lista de Fiestas Tradicionales de Interés Nacional y que logren convertirse también en Patrimonio de la Humanidad uno de estos días.

La resurrección de Jesús se celebra en Cataluña con la tradicional Mona de Pascua. Hecha con masa de bizcocho y adornada con fruta confitada y huevos de chocolate, es una las especialidades de la tierra que enriquecen el recetario de dulces típicos de Semana Santa.

 


Más información: