Súria, de ruta medieval


Que este fin de semana se celebre en Súria la Feria de Oficios Medieval no es casualidad. El Pueblo Viejo mantiene la estructura de la villa que nació alrededor del castillo de Súria y las calles que, posteriormente, hicieron crecer este pequeño núcleo medieval. Hoy, descubriremos la historia de estos callejones, marcada por la geología del terreno, y terminaremos el día paseando por la orilla del río Cardener.

Lo haremos acompañados de Carles y Cris del blog de viajes wetravel.cat, que han seguido esta ruta de un día para descubrir la esencia medieval de Súria:

  • 10.30h Visita guiada por el Pueblo Viejo
  • 12.30h Cata de las falletas de Súria y cerveza artesana La Pirata
  • 14.00h Comida en el restaurante Copi
  • 16.00h Itinerario de naturaleza por el río Cardener
El poble antic de Súria

Visita guiada al Pueblo Viejo

Una visita guiada de 2 horas nos lleva a descubrir todos los detalles y curiosidades de la Súria Medieval. Es una ruta muy completa y 100% recomendable que recorre todas las calles del Pueblo Viejo, pero también se adentra en el castillo, donde conocemos la historia del edificio más antiguo del municipio, y en la iglesia, donde descubrimos como afectó el brote de cólera al pueblo y cuáles fueron los orígenes eclesiásticos de la población. Un recorrido por la historia de Súria que permite entender su presente. A continuación detallamos algunos de los puntos que se visitan.

El Poble Vell de Súria

Los orígenes de Súria

Las calles Major y Sant Climent son las más antiguas del Pueblo Viejo de Súria, edificadas alrededor del siglo XIII al lado del castillo (hasta entonces sólo una torre de homenaje). La calle Mayor era el lugar donde se concentraban las tiendas durante la Edad Media. Una carnicería donde se vendía principalmente cerdo y cordero; una tienda de venta de pesca salada, con bacalao remojado o conservado en sal y donde también servían las provisiones de aceite y agua ardiente; y un horno y una taberna, que se daban por subasta pública y debían vender pan y vino de calidad. Completaba la oferta un hostal en el camino real. La calle Sant Climent es una de los más estrechos del Pueblo Viejo, zigzaguea, y aún mantiene algunos porches y algunos arcos.

El carrer Sant Climent, un dels més antics

Los orígenes del castillo de Súria

La entrada al castillo de Súria es uno de los puntos fuertes de la visita guiada por el Pueblo Viejo. Es desde dentro desde donde se puede ver con claridad su origen: una torre de homenaje construida hacia el siglo X por el conde de Barcelona como torre de vigilancia, que servía para controlar la frontera entre cristianos y musulmanes.

La torre del castell de Súria

La historia del castillo

Dentro del castillo, descubrimos la historia completa a través de un relato contado por Guillem de Bosch, quien fue el castlà el siglo XIV, la persona de confianza que nombraba el señor que se hacía cargo del castillo en su ausencia. De torre de vigilancia pasó a residencia y castillo en 1300 cuando fue propiedad de los señores de Cardona. Entre los siglos XVI y XVII Súria se convirtió en una ciudad fortificada, el castillo incorporó elementos de defensa y el pueblo creció con nuevas casas y calles. En el siglo XIX, el pueblo comienza a trasladarse junto al río donde se ubican fábricas textiles y se hace la carretera hacia Manresa, hasta que en 1920 el castillo es abandonado hasta 1980, cuando se empieza a rehabilitar. A lo largo de todos estos siglos, aparte de residencia de los señores feudales, el castillo ha sido cárcel, convento de monjas, fábrica de seda, escuela parroquial y masía.

L'interior del castell de Súria

La iglesia del Roser

Otro de los puntos que se visitan es la iglesia del Roser. Hasta la Guerra Civil fue la iglesia parroquial de Súria, pero durante el conflicto fue saqueada y quemada y la cerraron hasta los años 50, cuando hicieron una reforma muy básica. En el interior se pueden ver restos íberos, tumbas de losas de niños de la época prerrománica, cuando enterraban a los niños a la sacristía, y el ábside románico, que mantiene unas pinturas románicas muy básicas, pero bien conservadas. No sabe quién las pintó, pero aparece un campanero y una hipótesis dice que él mismo fue el autor. Aparte, la iglesia tiene una exposición permanente sobre la epidemia de cólera que sufrió Súria en 1885, cuando murió un 15% de la población en pocas semanas.

L'església del castell de Súria

El pueblo de los siglos XVI y XVIII

Aparte del crecimiento del Pueblo Viejo con calles, casas y muralla, Súria también hizo abrir dos puertas de entrada a la población: la de Manresa y la de Cardona. Esta segunda es aún una de las entradas al pueblo y uno de los puntos más fotogénicos. No os perdáis un paseo por este rincón encantador.

El portal de Cardona a Súria

La falla de Migmón

Como Cardona, Súria también tiene un subsuelo rico en sal y potasa y una historia geológica interesante. Forma parte del Geoparque de la Catalunya Central, principalmente por la falla de Medio Mundo. Es un anticlinal fallado, es decir, un afloramiento donde las capas de roca están plegadas y quebradas por las intensas fuerzas de las placas que hace millones de años levantaron los Pirineos. La leyenda dice que en este lugar, cuando se creó el mundo, Dios juntó las dos mitades de la corteza terrestre. De ahí el nombre de Migmón (medio mundo). Si queréis ver bien la falla, tenéis que ir a la salida del pueblo en dirección a Cardona. Allí encontraréis una placa explicativa y, justo enfrente, podréis ver el fenómeno.

La falla de Migmón de Súria

Maridaje de falletes y cervezas La Pirata

Para dar a conocer la falla de Migmón, hace seis años que la Fleca de la Font creó las falletes, unas galletas artesanas de coco, cacao y almendra con la forma de la falla que se venden dentro de una caja donde se difunde la existencia de este fenómeno. Ángel, el pastelero que ideó estas galletas, nos hace una cata maridado con dos cervezas artesanas La Pirata, una marca de Súria que ha ganado diferentes premios en diversos festivales de cervezas artesanas y que exportan a todo el mundo. La Pastelón y la Hard Decision son las dos cervezas que hemos utilizado para maridar las falletes ya que contienen ingredientes como el cacao o la canela y están elaboradas para combinar con dulces.

Maridatge de falletes i cervesa

Comida en el restaurante Copi

En el barrio de Salipota, hay una el restaurante Copi con más de 30 años de historia. Es un lugar sin pretensiones, capitaneado por David, hijo de los primeros propietarios, que trabaja muy bien el producto de proximidad y la cocina de mercado. Ofrece opciones para todos los bolsillos, desde tapas y platos combinados hasta platos más elaborados. Tenéis que probar, sí o sí, las bravas, con la misma receta que hace 33 años, los embutidos de proximidad y el pulpo a la Gallega. De segundo, con cualquier plato de carne o de pescado, seguro que acertaréis.

El dinar al restaurant Copi de Súria

Itinerario de naturaleza por el río Cardener

Para aprovechar un día de otoño espectacular, nos animamos a hacer un paseo siguiendo el curso del río Cardener a su paso por Súria. Una ruta que dura una hora y 40 minutos, sin paradas. Es un itinerario fácil y plano que se puede seguir a través de la ruta que propone la aplicación Natura Local y los paneles informativos que encuentras al lado del río.

Súria des del riu Cardener

El bosque de ribera del Pla de Reguant

Tras recorrer el tramo que pasa por el interior del pueblo, llegamos a un bosque de ribera precioso. El bosque del Pla de Reguant es una de las mejores arboledas del río Cardener, clasificado como Espacio de Interés Natural. Nosotros encontramos un tronco en el suelo, donde hacemos un descanso mientras contemplamos como los árboles van mudando las hojas. ¡Nos encanta el otoño!

EL bosc de ribera de Súria

El mirador de la Creu de Rosselló

Es el punto más elevado de la ruta, donde se encuentra la antigua cruz de término que señalizaba la llegada a Súria. Está justo debajo del pozo 4 de las minas de sal de Súria y es un mirador ideal para terminar la ruta de hoy desde donde se contempla el Pueblo Viejo, el pueblo actual y la montaña artificial de sal.

Les vistes des del mirador de la Creu del Rosselló de Súria

Información práctica

  • Pueblo Viejo. La visita guiada se hace normalmente a las 11h pero hay que reservar antes. No hay número mínimo de personas y también se adaptan a otros horarios.
  • Castillo e Iglesia. Sólo podréis entrar haciendo la visita guiada. Normalmente no están abiertos.
  • La Fleca de la Font. Es la única pastelería artesanal que queda en Súria y son los creadores de las falletes de Súria.
  • Restaurante Copi. El fin de semana ofrecen carta con un montón de variedad: desde tapas, platos combinados y primeros y segundos. Dependiendo de lo que pidáis tendrá un coste diferente, pero contad que podéis comer por 15 euros si hacéis plato combinado y postres y por 25 con menú completo.
  • Itinerario de naturaleza. Lo encontraréis detallado en la aplicación Natura Local y también encontraréis carteles informativos a lo largo de la ruta. Se puede hacer en una hora y 40 minutos y es adaptado para toda la familia. Empieza y termina en la estación de buses de Súria.


Más información: