Territorio Caravaning


¿Quién no ha soñado nunca con viajar en autocaravana? Explorar el mundo al propio ritmo tiene un enorme atractivo y son muchas las familias con niños, las parejas jóvenes y los grupos de amigos que valoran la comodidad y la libertad de hacer turismo sobre ruedas. ¿Quieres sumarte a esta tendencia en alza? Practica el caravaning en las comarcas de Barcelona y descubrirás un territorio ideal para disfrutar de la naturaleza, la historia y la cultura.

1. Caravaning en primera línea de playa

Despertarse con el rumor de las olas es uno de los grandes reclamos de visitar Costa Barcelona en furgoneta camper o autocaravana. Pero ¡cuidado! Aunque, la ley en Cataluña permite estacionar este tipo de vehículos en cualquier plaza de aparcamiento que se encuentre libre, otra historia es pasar la noche dentro o sacar toldos, sillas y mesas. Cada ayuntamiento tiene su propia normativa al respeto, así que ahórrate dolores de cabeza innecesarios y averigua con antelación donde están situadas las áreas municipales de pernocta para autocaravanas. Y, si no las hay, ¡vete a un camping! En Santa Susanna, la buena ubicación del camping Bon Repòs te permitirá sentir el efecto revitalizador de la brisa marina. Y más al sur, en el Baix Llobregat, podrás dormir en primera línea de playa en el camping Tres Estrellas de Gavà.

2. Caravaning entre viñas

La red de áreas de autocaravanas del Alt Penedès es muy conocida entre los entusiastas del turismo camper, que aprecian el hecho de poder disponer de plazas públicas y gratuitas para pernoctar durante todo el año y no sólo durante los meses de verano. Pero, en esta comarca, el colmo del placer es pasar la noche en una bodega y son muchas las que han habilitado zonas privadas de estacionamiento para que lo puedas hacer sin problemas a bordo de tu furgoneta adaptada. Si quieres degustar vinos y cavas de la DO Penedès, probar productos locales o participar en las fiestas de la vendimia, ¡ésta es la opción perfecta!

3. Caravaning en pueblos empedrados con una larga historia

Mura y Talamanca son dos pueblos del Bages que no te puedes perder, ya que su impronta medieval está muy bien preservada. Así que aparca un rato tu camper y explora con calma estos municipios llenos de encanto y magia. A la hora de dormir, puedes escoger entre tres campings y dos áreas públicas de autocaravanas: una la encontrarás en Avinyó y la otra, en Navarcles. En cualquiera de estas opciones podrás cargar agua, conectarte a la electricidad y vaciar las aguas residuales.

4. Caravaning cerca de la naturaleza

¿Prefieres estar más cerca de la naturaleza? ¡Escápate con tu casa rodante hasta Osona! Las áreas de autocaravanas de la comarca están repartidas por diferentes puntos del territorio, pero todas te permiten disfrutar de paisajes únicos. En Manlleu, por ejemplo, puedes hacer un paseo tranquilo junto al río Ter. En Vilanova de Sau puedes aprender a identificar las hierbas medicinales y comestibles de la zona. En Cantonigròs puedes admirar el salto de agua de la Foradada. Y en Viladrau puedes recorrer el Espacio Montseny y escuchar las historias de los bandoleros y las brujas que vivieron hace tiempo en esta reserva de la biosfera.


Más información:

Avís covid19
Consulteu la pàgina web de cada activitat i establiment per possibles canvis d'horaris o limitacions.