Territorio sagrado


¿Necesitas desconectar del estrés de la vida cotidiana y volver a conectar contigo mismo? Visita los monasterios y santuarios de las comarcas de Barcelona y reencuentra la paz y el silencio más absolutos. Situados en edificios muy bonitos, repletos de obras de arte y rodeados de paisajes únicos, en ellos sentirás que tus energías se renuevan. ¡Bienvenido a territorio sagrado!  

1. Monasterio de Sant Jeroni de la Murtra en Badalona

A pocos kilómetros del ajetreo de Barcelona, dentro del término municipal de Badalona, hay un oasis de paz y tranquilidad que vale la pena que conozcas: se trata del Monasterio de Sant Jeroni de la Murtraun cenobio fundado por la orden de los jerónimos hace ahora 600 años, con un claustro muy bien conservado y un refectorio magnífico. Para descubrirlo, aprovecha cualquiera de las visitas guiadas que se organizan periódicamente o, mejor aún, ¡quédate a dormir! El monasterio reserva ocho celdas, a un precio simbólico, para todos aquellos que desean pasar unos días en soledad y silencio.

 

2. Monasterio de Montserrat

El Monasterio de Montserrat es otro lugar donde no hace falta colgar el cartel de "No molestar" en la puerta de la habitación para que nadie te incordie. Las celdas Abad Marcet son famosas entre quienes necesitan preparar unas oposiciones, hacer un retiro espiritual o avanzar una obra literaria, pero también las reservan visitantes que desean explorar sin prisas la variada oferta de actividades de ocio, cultural y paisajística de la basílica benedictina.

 

3. Monasterio de Sant Benet en Sant Fruitós de Bages

Si tu interés por el mundo de los monasterios se centra más bien en el tema gastronómico, debes acercarte al Món Sant Benet, el proyecto turístico y cultural organizado en diferentes espacios alrededor del cenobio medieval de Sant Benet, en Sant Fruitós de Bages. En él destaca la propuesta de investigación gastronómica liderada por la Fundación Alicia y L'Ó, su prestigioso restaurante, galardonado con una estrella Michelin.

 

4. Santuario de Queralt en Berga

En lo alto de la Sierra de Queralt, a una altitud de 1200 metros, se levanta un santuario muy especial sobre el espacio que parece que ocupaba el castillo del noble trovador Guillermo de Berguedà. Nos referimos, evidentemente, al Santuario de Queralt. Conocido como el "balcón de Cataluña" por sus vistas increíbles, puedes subir con el funicular que sale del aparcamiento o bien a pie por las escaleras que bordean la montaña. Una vez arriba, no dejes de acercarte a la cueva en la que se encontró la imagen de la Virgen María que se venera en este lugar sagrado.

 

5. Santuario de la Cueva de San Ignacio de Loyola en Manresa

Otro espacio religioso interesante es el Santuario de la Cueva de San Ignacio de Loyola en Manresa, ya que en estos abrigos naturales con vistas a Montserrat el fundador de la Compañía de Jesús encontró la inspiración necesaria para escribir sus famosos ejercicios para el espíritu. Pero lo mejor es que, hoy en día, el Centro Internacional de Espiritualidad organiza regularmente retiros, talleres y seminarios de crecimiento personal, con propuestas de interioridad, oración y silencio provenientes del cristianismo, el Zen japonés o el budismo.

 

  • ¿Deseas continuar profundizando en el magisterio del santo? ¡Haz un peregrinaje por el camino ignaciano


Más información: