Tradiciones únicas


Si crees que hay que salir fuera de las comarcas de Barcelona para disfrutar de espectáculos antiguos y profundos es que nunca has vivido el ambiente de las torres humanas (castells) en primera fila ni has saltado en La Patum en la plaza de Sant Pere de Berga. Si lo hubieras hecho, entenderías por qué la UNESCO ha declarado estas tradiciones Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y, sobre todo, harías un agujero en tu agenda. ¡Unas manifestaciones culturales que vienen de tan lejos no puedes perdértelas!

Los castells se ganaron al 2010 su reconocimiento universal, y no es de extrañar: ¡ver como se levantan estas torres humanas pone la piel de gallina! Construidas según el lema de "fuerza, equilibrio, valor y cordura" y acompañadas por la música de las dulzainas, todavía tiene que nacer el ser humano que no se emocione cuando un enxaneta de cinco años corona un castillo de diez pisos y levanta el brazo con la mano abierta. La Fiesta Mayor de San Félix, en Vilafranca del Penedès, es una ocasión inmejorable para compartir la euforia colectiva, pero en realidad son muchas las celebraciones que incluyen en su programa esta tradición única.

La UNESCO también ha incluido La Patum de Berga en su exclusiva lista de obras inmateriales. La agencia de las Naciones Unidas considera que hay que preservar para la posteridad una fiesta que tiene su origen en las representaciones teatrales que acompañaban a las procesiones del Corpus durante la Edad Media, y en las que el fuego, la música y una serie de personajes simbólicos son los principales protagonistas. ¡Ver bailar a los demonios y a las bestias al ritmo trepidante de los timbales es un espectáculo tan impresionante que no se olvida fácilmente!

 

  • Descubre el complicado simbolismo de la fiesta en la Casa de la Patum de Berga.


Más información: