Turismo rural con encanto


Muchas personas sueñan con irse de vacaciones al campo. Quieren alojarse en plena naturaleza, degustar platos típicos, descubrir oficios tradicionales y la vida de pueblo. ¿Eres una de ellas? ¡Sigue leyendo! Encontrarás una selección de propuestas para hacer turismo rural sostenible en las comarcas de Barcelona.

1. Hospédate en alojamientos que respeten el medio ambiente

Masías, casas de pueblo, campings, albergues y refugios... A pocos kilómetros de la Barcelona metropolitana encontrarás una amplia oferta de alojamientos rurales para todos los gustos, ocasiones y presupuestos. Y son muchos los que se muestran firmemente comprometidos con los principios ecológicos y no utilizan energías fósiles en sus instalaciones, optando por alternativas sostenibles y autosuficientes, como las placas fotovoltaicas, las calderas de biomasa o las bombas de calor geotérmicas. Algunos, incluso, han visto reconocida oficialmente su defensa del medio ambiente y han recibido el sello por la sostenibilidad Biosphere o la Carta Europea de Turismo Sostenible (CETS), dos distinciones que sólo se otorgan a los establecimientos 100% verdes. Uno de nuestros favoritos es La Morera, en el Parque Natural del Montseny, pero, si buceas en nuestro buscador, encontrarás muchos más.  

2. Descubre la auténtica vida de campo

Si, además de alojarte en un entorno rural, te apetece disfrutar intensamente de la vida de campo, acércate a las explotaciones agrícolas y ganaderas de los pueblos e infórmate de las actividades que organizan regularmente para dar a conocer sus productos y sus quehaceres cotidianos. Dependiendo de la época del año en la que viajes, en las comarcas de Osona, Moianès y Bages podrás esquilar ovejas, ordeñar vacas o recoger setas, además de explorar las rutas del pan y la leche del Lluçanès, entre otras actividades. Y en el Maresme y el Vallès Oriental descubrirás las ventajas de consumir productos locales y de temporada y podrás aprender a cultivar frutas y verduras en varios huertos ecológicos.

3. Disfruta de la gastronomía local

En todos los pueblos de las comarcas de Barcelona se come de lujo a un precio correcto, ya sea en municipios del litoral, de la planicie o de la montaña. Pero si tu pasión por la mesa es comparable a tu pasión por la cocina, aprovecha la visita para comprar los mejores productos locales en los mercados de payés que se organizan semanalmente a lo largo y ancho del territorio. Los mercados de Manresa, Calaf y el Parque Agrario del Baix Llobregat son especialmente famosos, pero si te gustan las plazas con animales vivos, no dejes de acercarte a Vic. El mercado de los sábados es una cita casi obligada para muchos cocineros profesionales y amateurs.

 


Más información: