Vic y Osona, de ruta medieval


Ya fueron los romanos, pero fueron nuestros antepasados ​​medievales los que la hicieron crecer. Vic conserva uno de los cascos antiguos más significativos de Catalunya. Es por ello que su mercado medieval tiene tanto éxito. Nos disponemos a pasar un fin de semana recorriendo a fondo las calles medievales de Vic, pero también a escapar de él para admirar la plana de Vic y descubrir otros puntos estratégicos de la historia.

Queremos descubrir a fondo su esencia y lo haremos con Carles y Cris del blog de viajes wetravel.cat. Nos esperan dos días muy intensos. ¿Quien sube a la máquina del tiempo?

Sábado

  • 9.30h Visita a la Casa Riera Ordeix
  • 11.00h Visita al mercado de Vic
  • 13.00h Comida en el restaurante Tresona XXI
  • 15.00h Visita guiada por el casco antiguo de Vic
  • 19.00h Llegada al alojamiento Seminari de Vic
  • 20.30h Cena en el restaurante el Gravat

Domingo

  • 9.00h Excursión a la Cruz de Gurb
  • 12.00h Visita al yacimiento l’Esquerda
  • 14.00h Comida en el Seminaro de Vic
El nucli medieval de Vic

Sábado

Hoy es día de mercado en Vic, uno de los primeros eventos que se instauró en la ciudad en la época medieval. Pasearemos por uno de los mercados más famosos de Catalunya, pero antes descubriremos uno de los productos estrellas de Vic: la llonganissa. Por la tarde, pasearemos por los rincones con más historia de la ciudad de la mano de un guía 10. Y, en medio, para coger fuerzas, comeremos en una casa con mucha historia y cenaremos en un local con platos muy innovadores. Para dormir, nos quedaremos en el Seminari de Vic, un alojamiento con mucha vida.

Visita a la Casa Riera Ordeix

Entramos en la historia de Vic por la plaza de los Mártires, conocida antiguamente como la plaza de los cerdos, porqué se comercializaban estos animales. Y concretamente lo hacemos en el número 14, donde hay unos secadores centenarios. Hablamos de la Casa Riera Ordeix donde desde 1852, seis generaciones se han dedicado a la fabricación de longanizas artesanales utilizando los mismos espacios desde hace más de 150 años. Una experiencia sensorial que no os podéis perder cuando visitéis Vic. Normalmente, la visita la hace la Genia, una rusa apasionada de los idiomas y de la historia, que os explicará al pie de la letra y en un español perfecto, toda la historia del único secador del siglo XIX que queda en la ciudad.

La Casa Riera Ordeix, més de 150 anys de llonganisses

La llonganissa de Vic

Cuando a mitad del siglo XIX, Joan Riera Font fundó la Casa Riera Ordeix, en Vic había más de 30 fábricas de longanizas. La capital de Osona reunía las condiciones climáticas necesarias para hacer una longaniza excelente: temperaturas bajas y humedad elevada. Y lo sigue haciendo. Esta humedad que baja de las montañas a la plana es ideal para que proliferen los hongos nobles que ayudan al secado de la carne. Durante la visita podréis ver los secadores, todos hechos de madera y pensados ​​para tener la máxima ventilación, un espacio súper fotogénico que ha presenciado el paso de seis generaciones de fabricantes de longanizas.

Les llonganisses de la Casa Riera Ordeix

La producción de la Casa Riera Ordeix

Esta empresa sigue elaborando y secando las longanizas como el primer día, de forma totalmente artesanal. Para hacerlas sólo usan carne de cerda (mucho más madura que la de cerdo), panceta, sal y pimienta y las embuten en tripas naturales. Nada de químicos ni conservantes. Las llenan manualmente y también las envuelven con papel una por una. Producen 3 tipos: la longaniza de Vic, la longaniza con trufa yla  Gran Lujo, que son aquellas piezas que tienen un proceso de secado más largo. Y tienen dos tamaños: las pequeñas, que se llenan con medio kilo de carne, y que una vez secas al cabo de 2 meses quedan en 300 gramos; y las grandes, llenadas con 2 o 3 kilos de carne, que tardan 5 o 6 meses a secarse y cuando se venden pesan la mitad. Producen unas 70 toneladas al año; una tercera parte la venden en Catalunya, la otra en España y el resto en el extranjero, y son longanizas que desde el año 2002 tienen Indicación Geográfica Protegida.

Les llonganisses de la Casa Riera Ordeix s'assequen com abans

Visita al mercado de Vic

El mercado semanal de Vic es una de las imágenes más buscadas por los visitantes de Vic. El mercado ya estaba, de hecho, antes que las casas de bajo las arcadas de la plaza. Está documentado desde el siglo IX y se dice que se celebraba en una inmensa explanada cerca de las pocas casas que había entonces en el núcleo. Los primeros edificios no se empezaron a construir hasta el siglo XII, cuando la venta de determinados productos propició la aparición de oficios como el herrero que ponía las herraduras a los caballos o el curtidor que curtía la piel de los animales que se veían. Hoy, quedan los puestos de fruta y verduras, flores, artesanía y aves y también una gran parte de ropa y complementos. ¡Os podéis perder durante horas!

El mercat de Vic, més de 10 segles d'història

La charcutería Ca la Teresona

Vic es tierra de embutidos y aparte de la famosa longaniza, diferentes empresas siguen elaborando secallones, fuets, butifarra y bull desde hace siglos. Un buen ejemplo es Ca la Teresona, fundada en 1837. Al frente, hoy hay Santi Masallera, la sexta generación, que ha intentado adaptarse a los nuevos tiempos sin perder la esencia del producto artesanal. Siguen elaborando utilizando las recetas de sus antepasados ​​y se identifican con la tradición y la elaboración propia. Ofrecen visitas al obrador y talleres para hacer el propio fuet o butifarra, una iniciativa que tiene mucho éxito, y también tienen un restaurante.

Ca la Teresona, embotits des de 1837

Dinar a la Tresona XXI

Desde hace 12 años, dieron un paso más y encima de la charcutería abrieron un restaurante. La Tresona XXI es uno de esos espacios medio escondidos que nos encanta descubrir. Todo empezó como una vermutería, a raíz que los visitantes pidieran una copa de vino para acompañar los embutidos que les dejaban probar en la tienda antes de comprar. Con el tiempo, vieron que más que un aperitivo, los clientes preferían una comida de buena ley (primero, segundo y postre) y, desde 2006 ofrecen un menú de mediodía, basado en los productos que elaboran y la cocina de mercado. Un restaurante para comer como en casa.

Dinar a La Tresona XXI, com a casa

Visita guiada al núcleo de Vic

Por la tarde toca pisar las calles más antiguas de Vic. Xavier Cervera, de Fòrum Vicus, es el guía que nos lleva a descubrir la historia medieval de la capital de Osona. Se presenta como una enamorado de Vic y la pasión con la que nos transmite sus conocimientos nos lo confirma. Detalles y curiosidades que enriquecen el paseo.

El nucli antic de Vic

El Museo Episcopal

Desde 2002, el museo episcopal de Vic tiene un edificio para hacer lucir todas las obras que conserva. Junto con el MNAC, tiene la colección de arte medieval más importante de Europa. Lo fundó en 1891 mosén Josep Morgades, y gracias a ello se pudieron salvar y conservar muchas de las obras de gran importancia que seguramente ahora estarían en manos privadas y extranjeras. Él y un grupo de intelectuales y clérigos de Vic de la época del Renacimiento comenzaron a actuar justo en el momento en que grandes coleccionistas europeos y mundiales ofrecían grandes cantidades de dinero para obras del románico y el gótico catalán.

El museu Episcopal de Vic

Les obres més significatives del museu

El museo guarda auténticas obras maestras de pintura y escultura del románico y del gótico catalán, además de otras colecciones de arqueología, tejido, vidrio y cerámica. Un fondo de valor excepcional integrado por más de 29.000 piezas. El guía nos hace fijar sobre todo en 3 obras:

  • El descendimiento de Erill la Vall, datado de la primera mitad del siglo XII y de autor desconocido, es una obra muy destacada porque hay muy pocas en toda Europa de las mismas características hechas de madera.
  • El retablo de la pasión, muerte, resurrección y ascensión de Cristo proviene de Sant Joan de les Abadesses. Es un retablo gótico del 1341-1342 del maestro Bernat Saulet hecho de alabastro y vidrio y que aún conserva restos de policromía.
  • El retablo de la advocación franciscana proviene del antiguo convento de Santa Clara de Vic y es una de las obras que hizo que el nuevo edificio del museo fuera tan alto como es por su majestuosidad. Se sabe que costó 200 florines de oro y fue uno de los retablos más importantes del gótico catalán. Es de Lluís Borrassà y se hizo entre 1414 y 1415.
Les obres més importants del museu Episcopal de Vic

El campanario de la Pietat

No hay un lugar mejor para hacerse una idea del urbanismo de una ciudad como subir a un punto elevado, como un campanario. Durante la visita guiada, tenemos la suerte de ascender al campanario de la Piedad, el edificio más alto del centro de Vic. Desde allí hay unas visitas espectaculares de la ciudad medieval y se ve con todo su esplendor el campanario románico de la catedral. Además, nos hacemos una idea de donde se encuentra Vic, en la famosa plana de Vic, y como le rodean las montañas. Un punto que tenéis que pedir que os incluya sí o sí cuando hagáis la visita con Xavier.

Les vistes des del campanar de la Pietat

La catedral y el campanario románico

La actual catedral de Vic tiene orígenes en el siglo IX, aunque del románico sólo conserva el maravilloso campanario (el más alto de Cataluña) y la cripta. Se cree que más antiguamente había habido una catedral visigótica, pero se desconoce la ubicación, aunque se cree que podría estar en la zona del templo romano. De la actual catedral, que fue quemada durante la guerra civil, también destacan el claustro gótico y el retablo mayor gótico, dedicado a San Pedro.

La catedral de Vic

El temple romano

Aunque de las columnas originales sólo queda una parte de una, es uno de los tres templos romanos de la península ibérica que se mantienen en pie. Gracias al aprovechamiento que hicieron los señores Moncada para construirse el castillo el siglo X, se mantienen las paredes centrales de este templo. El columnado es reconstruido, pero permite hacerse una idea de la magnitud de esta joya romana en el centro de Vic. En una de las esquinas también se pueden ver los restos del castillo medieval. Una curiosidad, las marcas que se ven en las columnas, son del bombardeo que hubo el 20 de enero de 1939, antes del fin de la Guerra Civil.

El temple romà de Vic

La plaza Mayor

La última parada de la ruta guiada es la plaza Mayor de Vic. Se trata de una de las plazas más grandes de Catalunya y algunos también dicen que es "la más bella". Es también la única que mantiene la esencia medieval, ya que no ha sido pavimentada. Está llena de curiosidades que Xavier nos va desgranando poco a poco y que no os explicaremos por no desmontar el efecto sorpresa. Sólo os diremos que la parte más antigua es la que se encuentra en el lado norte y que si buscáis entre las fachadas todavía podréis encontrar escudos que determinan qué oficio se hacía en cada casa. Toda una joya.

La plaça Majorde Vic

Alojamiento el Seminario de Vic

Después de ese día tan intenso, vamos a instalarnos en el lugar donde pasaremos la noche. El Seminari de Vic se construyó en 1949 en las afueras de la ciudad, pero ahora se encuentra sólo a 5 minutos del centro. Es un edificio enorme que todavía mantiene la esencia por la que se construyó: la formación. Se hacen diferentes ciclos formativos y también estudios de teología y ciencias religiosas. Una parte se ha rehabilitado para acoger alojamientos y restauración. Un lugar acogedor y tranquilo si queréis pasar una noche en la ciudad de Santos.

El Seminari de Vic

Cena en el restaurante El Gravat

Para cenar volvemos al centro histórico. Concretamente en la calle Sant Miquel dels Sants, donde hay varios restaurantes. Nosotros escogemos el Gravat, un local con mucha historia y que hace 9 años que ha cogido un nuevo enfoque. Al frente hay Uri, Nu y Montse que dicen que "un bar no es un bar. Un bar es un bar y es más que un bar. Sino no es un bar ". Y no encontraríamos mejor definición para el Gravat. Cuando entras te sientes acogido, como en casa, es un lugar acojedor. Y tienen una carta que no es la típica carta de un bar: encontrará las típicas tapas, pero con un toque especial y también aires de cocina japonesa y mexicana. ¡Un gran descubrimiento!

Sopar al Gravat de Vic

Domingo

Hoy nos levantamos con la idea de conocer el pasado medieval de los entornos de Vic. Comenzaremos con una excursión a la Cruz de Gurb y seguiremos con una visita al yacimiento ibérico y medieval la Esquerda de Les Masies de Roda. Para rematar el día, probaremos el menú que ofrece el Seminari de Vic.

Los entornos de Vic

La comarca de Osona es una zona especialmente prolífera en restos medievales, en parte, gracias a la gran importancia que ha tenido a lo largo de la historia el obispado de Vic. Lugares como el monasterio de Casserres o los pueblos de Rupit y Tavertet que descubrimos en nuestra ruta por el Collsacabra o el monasterio de Lluçà y los pueblos de Perafita o Sant Boi, que recorrimos durante nuestro fin de semana por el Lluçanès, son testigos de aquella época.

Les vistes de la plana de Vic des de la Creu de Gurb

La Cruz de Gurb

Hoy, sin embargo, nos centramos en un rincón más cercano. La Cruz de Gurb hace un siglo que corona el cerro que se conoce como la Cruz de Gurb y es una de las rutas predilectas de los osonenses. Sus 883 metros de altura lo convierten en un fantástico mirador natural de la plana de Vic. Hay unas visitas espectaculares y las capturamos justo cuando acaba de salir el sol. Además, estamos en un rincón con historia. Diferentes excavaciones dicen que probablemente ya hubo ocupación íbera o romana y constatan que hace mil años se construyó el castillo de Gurb del cual quedan unos restos poco visibles. Nosotros subimos al cerro, poco a poco, siguiendo las indicaciones de la aplicación Natura Local, pero esta ruta circular sube desde Sant Andreu de Gurb y pasa por el bosque encantado. ¡Si vais con niños, les encantará!

La Creu de Gurb

El yacimiento de la Esquerda

La Esquerda ha tenido ocupación humana casi durante 25 siglos, desde el siglo VIII aC hasta el 1314 dC. Es decir, por aquí han pasado los últimos habitantes de la edad del bronce, iberos, visigodos y carolingios. Y no es de extrañar, el yacimiento se encuentra en una zona privilegiada, en una península rodeada del río Ter, una defensa natural única.

L'entorn del jaciment de l'Esquerda

Ausa ibèrica, el poblado íbero

Unos de los restos más importantes del yacimiento son los restos ibéricos. Se conserva parte de la muralla y dos torres macizas de piedra y se intuye el trazado de las calles. Las últimas investigaciones apuntan a que la famosa ciudad de Ausa estaría ubicada en este emplazamiento. Los íberos vivieron aquí desde el siglo V aC hasta el siglo I aC, cuando abandonaron el poblado después de una destrucción coincidiendo con la llegada de los romanos, aunque, de momento, no se tiene constancia de que ocuparan el poblado.

Les restes ibèriques del jaciment de l'Esquerda

Sant Pere de Roda, el pueblo medieval

Parece que entre los íberos y el siglo VIII dC, la zona estuvo abandonada, pero la época medieval en la zona fue especialmente prolífera. La primera cita documental es en 886, en un escrito carolingio que explica que Aissó destruyó "Roda ciudad" en medio de una batalla de la nobleza autóctona contra la ocupación carolingia. En el siglo XI, el pueblo pasa a llamarse Sant Pere de Roda, momento en que aparece la iglesia románica, los restos más importantes de la parte medieval del yacimiento. De esta época, en el yacimiento también se puede ver la muralla medieval, los restos de la necrópolis alrededor de la iglesia y un gran número de casas medievales.

Les restes medievals del jaciment de l'Esquerda

Comida en el Seminario de Vic

Acabamos el fin de semana medieval en Vic con una comida en el Seminari de Vic. Se trata de un menú cerrado servido a modo self service de mucha calidad. Trabajan con productos de proximidad y hacen cocina de mercado. Ofrecen 2 platos a elegir más postre. Las mesas son largas y se comparten con otros comensales, una manera de captar el ambiente del Seminari.

Dinar al Seminari de Vic

Información práctica

  • Casa Riera Ordeix. Si os acercáis y están disponibles no tendrán ningún problema en haceros una visita, pero recomendamos llamar antes. Los domingos de diciembre ofrecen una visita guiada a las 12h.
  • El mercado semanal. Se hace todos los sábados y los martes en la plaza Mayor.
  • Tresona XXI. El menú semanal cuesta 14.95 euros.
  • Ca la Teresona. Si queréis hacer una visita guiada o alguno de sus talleres, consultad su web.
  • Fòrum Vic. Para contratar los servicios de guía de Xavier Cervera, podéis hacerlo a través de su web.
  • El Gravat. Tienen un menú muy completo y depende de lo que pidáis el precio oscilará entre los 15 y 25 euros por persona.
  • Seminari de Vic. Una noche en el Seminari con desayuno cuesta sobre los 60 euros, depende de si encontráis alguna oferta. El menú cuesta 10.5 euros.
  • La excursión a la Cruz de Gurb. Podéis seguir las indicaciones de Natura Local, pero tenga la cuenta que el coche, ahora, hay que dejar más abajo de donde marca la ruta. El resto del camino, que no lo señaliza la app, está marcado sobre el terreno y no tiene pérdida. ¡Todo para arriba! La alternativa, un poco más larga (a tener en cuenta si se quiere tener tiempo para visitar la Esquerda) es el itinerario desde Sant Andreu de Grub y parada con el bosque encantado.
  • La Esquerda. Abre los sábados, domingos y festivos de 10.30 a 13.30 h. La visita es gratuita y se puede hacer por libre. El primer domingo de mes ofrecen una visita guiada por 3.5 euros. Acaban de inaugurar el museo, que durante el mes de diciembre de 2019 tendrá un acceso gratuito y aún tienen que fijar el precio a partir de entonces.


Más información:

Avís covid19
Consulteu la pàgina web de cada activitat i establiment per possibles canvis d'horaris o limitacions.