Vilanova i la Geltrú, de ruta gastronómica


El Mercat del Centre de Vilanova i la Geltrú es el punto de salida de la ruta gastronómica que os proponemos hoy. Primero, descubriremos cuál es el producto fresco de temporada que se puede conseguir y, después, probaremos una parte. En medio visitaremos una panadería con premios internacionales y para acabar el día, conoceremos los espacios más representativos del centro de la ciudad.

¿Y quien nos llevará? Carles y Cris del blog de viajes, wetravel.cat, que casi llevan un año descubriendo a fondo las comarcas de Barcelona. Seguiremos el siguiente planning. ¿Empezamos?

  • 10.00h Visita en el Mercat del Centre
  • 11.30h Visita a la panadería L’Espiga d’Or
  • 13.30h Comida en el Restaurante El Dinou
  • 16.00h Paseo por el centro de Vilanova
La plaça de la Vila de Vilanova i la Geltrú

Mercat del Centre

Inaugurado en 1941, el Mercat del Centre de Vilanova i la Geltrú es el centro neurálgico de la ciudad para comprar producto fresco. Con más de 70 puestos de venta y 200 profesionales, ofrece productos frescos de todo tipo recién llegados del huerto y del mar. Nosotros aprovechamos que se celebra La Llotja, un acontecimiento para promocionar los productos de la zona, para hacer una visita guiada. Pero os recomendamos comenzar la ruta gastronómica por Vilanova i la Geltrú dando una vuelta por el mercado por libre y descubrir todos los productos frescos que se venden. Nosotros visitamos el mercado a caballo entre el otoño y el invierno y descubrimos los productos frescos de esta temporada.

El Mercat del Centre de Vilanova i la Geltrú

Las verduras

En la época que nosotros visitamos el mercado lucen mucho las calabazas, las naranjas y las granadas. ¡Qué gozada de colores! Pero en los huertos de Vilanova, hay dos estrellas.

Los espigalls son una verdura de la familia de la col que se planta en la zona que se conoce como el Gran Penedès, que también engloba el Garraf. La hoja se puede hacer salteada, con tortilla o con “trinxat” (espigalls y patata chafada) y el tallo se utiliza para hacer caldo.

La escarola es el imprescindible de las ensaladas de invierno y, por supuesto, del famoso xató. Amarga pero con muchas propiedades, es una verdura que no falta en las neveras de Vilanova

La verdura del mercat

El pescado

Las pescaderías del Mercat del Centre de Vilanova son un espectáculo para la vista.

Pescado azul como sardinas, caballa y boquerones son ideales para aportar grasas omega 3 en el organismo y ya los usaban los pescadores de Vilanova cuando cocinaban en las barcas los peces con ajos quemados.

También encontramos todo tipo de conchas y moluscos. Las tallarines son los que más se encuentran en las costas del Garraf y las galeras se pescan en esta época y quedan geniales con un buen arroz.

Tampoco faltan la merluza, el rape ni el calamar y la sepia, peces estrella para hacer otro de los platos tradicionales de Vilanova: la zarzuela vilanovina.

El peix del Mercat Central de Vilanova i la Geltrú

Los encurtidos

En las paradas de encurtidos, encontramos un producto único en Vilanova: el bull de atún. Es la tripa del atún que después de haberse lavado se seca para conservar en sal. Para prepararse hay que dejarse en remojo 24 horas para desalarla y para luego hacer un estofado a base de patata y caracoles, similar a los famosos callos. Es un plato peculiar con una textura gelatinosa, pero muy preciado en Vilanova. Una pieza de tripa de atún puede costar entre 30 y 40 euros.

En estas paradas también encontramos los boquerones, el bacalao y el atún en sal, alimentos imprescindibles para hacer el xató en Vilanova. Descubre la receta de cada población en este link.

El bull de tonyina del Mercat Central de Vilanova i la Geltrú

La carne y otros

En el mercado tampoco faltan las carnicerías ni las pollerías para podernos abastecer de carne. También encontramos lugares donde comprar quesos de todo el territorio y más allá, charcuterías con todo tipo de embutidos y paradas con comprar legumbres (secas y cocidas) y algún bar donde hacer el café de media mañana.

La carn del Mercat Central de Vilanova i la Geltrú

Obrador de l’Espiga d’Or

En 2017 fue considerado el mejor panadero del mundo cuando le otorgaron el "World Baker 2017", un premio que concede la Unión Internacional de Panadería y Pastelería. Jordi Morera es la cuarta generación de panaderos a l’Espiga d’or, un panadería que sigue elaborando pan como se hacía antiguamente: con harinas de proximidad, con fermentación lenta y sin levaduras ni aditivos. Tenemos la suerte de visitar el obrador del pan de la mano de Jordi, que nos cuenta que la en panadería trabajan de hoy para mañana. Es decir, el pan que pastan hoy no se cuece hasta el día siguiente, después de que haya fermentado entre 24 y 48 horas. A la Espiga d’or ya no usan harina blanca, todas las harinas son integrales, ecológicas y de trigos antiguos como la espelta o el kamut, un trigo muy antiguo que viene de Mesopotamia y aguanta condiciones de sequía. De hecho, tienen una pequeña producción de kamut en unos campos de cultivo de Sant Pere de Ribes. Otra particularidad es que tienen un pequeño molino, donde muelen el 25% del grano que utilizan para producir el pan. Por último, descubrimos que tienen un horno de leña (por el que han recuperado la puerta de los inicios del negocio) y un horno de gas con bases de piedra, que les ofrece un tipo de cocción que pueden controlar mucho más.

L'obrador de l'Espiga d'Or

Tienda de l’Espiga d’Or

Después de visitar el obrador, vamos a la tienda ubicada en la casa donde en 1888, la bisabuela de Jordi comenzó a vender pan. Aquí tienen otro obrador donde producen todos los productos de bollería. Nosotros no nos podemos estar y pedimos que nos preparen un panetone, uno de los productos estrella de esta época. Además, también nos preparan un pan de pueblo, un pan de aceitunas de Kalamata y un pan de cebolla con curry para llevar. Y no podríamos decir cuál está más bueno. Realmente se nota que es un pan hecho como antes, su digestión es mucho menos pesada y el sabor no tiene nada que ver con el de un pan industrial.

La botiga de l'Espiga d'Or

Comida en el restaurant El Dinou

En la misma calle que l’Espiga d’Or se encuentra el restaurante El Dinou, un establecimiento que ofrece cocina de proximidad y de mercado donde, aprovechando que estamos en plena temporada, probamos los famosos espigalls en forma de trinchado. ¡Buenísimos! También probamos unaparrilla de pescado de Vilanova deliciosa y rematamos la comida con unas mandarinas con chocolate. Un menú 100% otoño-invierno. Además, el local donde se encuentra tiene mucha historia: es la casa donde nació el poeta Manuel de Cabanyes, un ejemplo de las residencias urbanas de las familias vilanovinas acomodadas, relacionadas con la vid y la comercialización del vino. El elemento más destacado son las pinturas en las paredes y techos de las principales salas con motivos ornamentales y figurativos de temas mitológicos.

El trinxat d'espigalls del Dinou

Ruta del xató

Otra opción para la comida si visitas Vilanova en invierno es ir a algunos de los restaurantes que se encuentran dentro de la Ruta del Xató. Al ser un plato común a diferentes poblaciones y comarcas, también la podéis seguir a otros lugares como Sitges o Vilafranca del Penedès, en las comarcas de Barcelona, ​​y Calafell y El Vendrell, en las comarcas tarraconenses. Además de restaurantes, en la ruta encontraréis ideas para hacer escapadas, lugares a visitar, recetas y todas las fiestas y festivales del xató que ce celebran a lo largo del invierno en estas poblaciones.

El xató

Paseo per Vilanova i la Geltrú

Ahora que ya nos hemos hecho una idea de los productos estrella de Vilanova, nos proponemos conocer los lugares más emblemáticos del centro. Para ello seguimos dos itinerarios: Un paseo por Vilanova y Un paseo por la Geltrú. Caminamos por las plazas más singulares de estos dos espacios que en un pasado no tan lejano tenían entidad propia y descubrimos rincones con mucho encanto. Os detallamos algunos de los puntos que más nos han gustado.

Un passeig per Vilanova i la Geltrú

Plaza de la Vila

Es el centro neurálgico de la ciudad y uno de los lugares más emblemáticos. La plaza de la Vila tiene una estética muy romántica, rodeada de palmeras y arcadas. El suelo es una preciosidad, un mosaico en forma de concha que seguro que ha enamorado a muchos visitantes. Aquí tienen lugar las principales celebraciones de la ciudad y también hay muchas cafeterías, restaurantes y comercios. Además, desde aquí parten las principales calles comerciales, todas peatonales.

La plaça de la Vila de Vilanova i la Geltrú

Plaza de les Cols

Ahora es una plaza llena de terrazas y restaurantes, pero antes de construir el mercado, la verdura se vendía aquí. Es una de las decenas de plazas que hay por Vilanova i la Geltrú. Todas tienen su encanto particular y os  recomendamos seguir los paseos para descubrirlas poco a poco y quedaros con sus atmósferas y detalles.

La plaça de les Cols de Vilanova i la Geltrú

Portal d’en Nin

Era el portal que separaba Vilanova de la Geltrú. Ahora está completamente integrado en la misma ciudad, pero si que supone una diferencia. La parte de la Geltrú nos parece mucho más pueblo, con casas más austeras. Las plazas de esta parte de la ciudad nos parecen muy acogedoras, como la plaza de los Lledoners, un rincón encantador, o la plaza de Miró de Montgròs, donde hay una fuente de mármol conmemorativa de cuando llegó el agua en la ciudad.

El portal d'en Nin separa Vilanova de la Geltrú

El castillo y la iglesia de Santa Maria de la Geltrú

Tras recorrer las calles por donde pasaba la antigua muralla, llegamos al castillo de la Geltrú. Al fondo vemos la iglesia de Santa María de la Geltrú que, juntos, crean una estampa muy fotogénica. Otro de los rincones con encanto que descubrimos en Vilanovaiy la Geltú y que os recomendamos que no os perdáis.

El castell de la Geltrú

Información práctica

  • Mercat del Centre. Abre de lunes a viernes de 8 a 14h y los sábados de 7 a 14.30h. Los sábados, en la plaza del Mercado, también se encuentra el mercado semanal ambulante.
  • L’Espiga d’or. Tiene 4 establecimientos en Vilanova. El más emblemático es el de la calle de los Capuchinos, que supone el inicio del negocio y también dispone de una cafetería.
  • El restaurante el Dinou. Los fines de semana ofrece un menú de 19,50 euros con dos platos, postres y bebidas.


Más información:

Avís covid19
Consulteu la pàgina web de cada activitat i establiment per possibles canvis d'horaris o limitacions.