Termas Romanas de Sant Boi

Estas termas son los baños de uso privado mejor conservados de toda Catalunya. Se construyeron en las postrimerías del siglo II dC sobre una fábrica de ánforas, y funcionaron a pleno rendimiento hasta al siglo V. Durante el siglo XVIII se construyó una casa encima de las termas, y ello las protegió, hasta que en el año 1956 fueron localizadas por un grupo de arqueólogos locales. Actualmente, después de varias intervenciones arqueológicas y de una cuidada museización, este completo edificio termal se puede redescubrir en todo su esplendor, y el visitante se puede hacer una idea bastante precisa de cómo funcionaban. Está formado por dos cuerpos edificados en paralelo en los que se sitúan respectivamente las cámaras frías y las calientes. En las primeras está el vestidor, una sala y una piscina fría, y en las segundas, una sala tibia, una de baños de vapor y otra de baño caliente. Las visitas se pueden hacer los fines de semana.
Tipo de monumento
Lugar de interés cultural o histórico
Estilo arquitectónico
Romano

En el mapa