Geoturismo en el corazón de Cataluña


Una buena manera de conocer las comarcas del Bages y del Moianès es seguir las propuestas del Geoparque de la Cataluña Central, que actúa como eje vertebrador del valioso patrimonio geológico y minero de estas tierras. Y es que, aunque cueste creerlo, hace 37 millones de años por ahí corría el mar, y su presencia dejó numerosas y espectaculares formaciones rocosas y recursos naturales que han llegado hasta nuestros días.

El Geoparque de la Cataluña Central agrupa los treinta municipios de la comarca del Bages, cinco del Moianès, y uno del Baix llobregat (Collbató), territorios en los que encontramos atractivos geológicos y mineros tan singulares como las Cuevas de Montserrat de Collbató, las Cuevas del Toll de Moià, el Parque Cultural de la Montaña de Sal de Cardona, o los relieves actuales de los antiguos deltas de Montserrat y de Sant Llorenç de Munt, dos Parques Naturales de paisaje peculiar. Estos lugares son visitables y del todo recomendables, pero si aún quieres saber más sobre rocas, minerales, fósiles, y el uso que de todo ello hacemos los humanos, te proponemos entrar en el Museo de Geología Valentí Masachs, en Manresa, con una colección excelente. Otro museo muy interesante, en este caso centrado en arqueología y paleontología, lo encontramos en la casa natal de quien fue consejero en Cabeza de Barcelona en 1714, Rafael Casanova, en Moià.

Todas estas particularidades geológicas han hecho de estas tierras un lugar en el que el desarrollo económico y social también ha tenido sus peculiaridades a lo largo de la historia. Así por ejemplo, con la Ruta de los Molinos de Sal podrás descubrir los tres molinos hidráulicos donde se molía la sal de Cardona, o con la Ruta de las Tinas, entre los municipios de Rocafort y el Pont de Vilomara, en el Valle del Flequer, conocerás unas 
tinas únicas construidas a pie de viña donde los agricultores hacían el vino en la misma viña, al contrario que en todo el país que la uva se llevaba a casa o a la bodega para hacer el vino. Y es que el patrimonio campesino, mayormente construido en piedra seca, es abundante en todo el geoparque, y para comprobarlo puedes ir a Monistrol de Calders, en el Moianès, donde se han documentado más de medio millar de barracas de viña hechas con esta técnica constructiva!

 

  • Desde el noviembre de 2015, el Geoparque de la Cataluña Central es miembro de la red mundial de Geoparques Mundiales de la UNESCO.


Más información: