Granollers, un dia complet


Pasó de ser un cruce de caminos a convertirse en un centro comercial importante y luego, en una ciudad de referencia para la industria textil. También tiene un buen conjunto de edificios modernistas y, desgraciadamente, fue uno de los escenarios de la guerra civil, por culpa de los bombardeos de sufrió. A simple vista puede parecer que Granollers no es turística, pero su patrimonio es mucho y variado y da para pasar un día muy completo.

Vamos a ir con Cris, del blog de viajes wetravel.cat. Como garriguense, Granollers ha sido siempre su ciudad de referencia y considera que la conoce bastante bien. El reto es sorprenderla y para ello hemos preparado esta ruta. ¿Lo conseguiremos?

  • 10.00h Desayuno de tenedor en la Fonda Europa
  • 11.00h Ruta por el centro
  • 14.00h Comida en la Rectoria de Palou
  • 16.00h Ruta por Palou
  • 17.30h L’Adoberia (curtiduría)
  • 19.00h La Térmica de Roca Umbert
  • 20.00h Roca Umbert y la fiesta mayor de blancos y azules

Desayuno de tenedor en la Fonda Europa

Es un clásico que no podía faltar. La Fonda Europa es uno de los restaurantes de referencia de la comarca y, me atrevería a decir, de Catalunya. Nació en 1771, como un lugar de paso donde paraban los arrieros a comer algo para seguir su camino y actualmente lo lleva la séptima generación de la familia Parellada. ¿La diferencia? Los arrieros son ahora empresarios, visitantes o simplemente turistas que quieren probar la experiencia de un desayuno de tenedor. ¿Probariáis la cocina visceral del capipota o las tripas a la catalana?

La Fonda Europa

Ruta por el centre

El centro de Granollers es una mezcla de patrimonio que explica muy bien la historia de la ciudad. Restos de la muralla medieval y casas del siglo XVI conviven ahora con casas modernistas y las cicatrices del bombardeo de la guerra civil. Os propongo seguir una ruta por el centro para descubrir los puntos más interesantes de esta capital vallesana.

La Porxada

Es el icono con mayúsculas de Granollers. Esta antigua lonja de grano con orígenes en el siglo XVI es ahora la plaza del mercado semanal de los jueves, del mercado de navidad y de muchos de los acontecimientos que pasan a lo largo del año en la ciudad. Hay dos puntos interesantes en los que hay que fijarse. La Piedra del encanto (donde estoy enfilada en la foto) es el lugar que servía para hacer los encantes públicos o subastas. Y mi descubrimiento durante esta ruta: las vigas de madera donde hay marcados todos los años que la Porxada ha sufrido alguna reforma. Uno de significativo es el 1940, cuando se arregló después del bombardeo que sufrió durante la guerra civil. Alrededor de la plaza, también nos fijamos en varios edificios modernistas como el Ayuntamiento y la casa Clapés, reformada por el arquitecto de la Garriga Josep Manuel Raspall, donde se puede ver su firma en la fachada.

La Porxada de Granollers

La iglesia de San Esteban

Es el punto más antiguo de la ciudad, ya que se sabe que se consagró en el año 972, pero no se conservan restos. Lo que sí se conserva el campanario gótico. Desafortunadamente, no hay más muestras de esta época, ya que el templo fue quemado durante la guerra civil. El actual es obra de Joan Boada y Barba. Junto a la iglesia también se puede ver parte de recorrido de la antigua muralla, señalizado en el suelo.

L'església de Sant Esteve de Granollers

La muralla

Pero si deseáis ver mejor la muralla, id a la calle San Cristóbal, donde se encuentra el único trozo de la muralla de la ciudad que conserva algunas almenas. Está incorporada en la fachada de un edificio (del restaurante el Cuit), pero veréis perfectamente su forma. Segundo descubrimiento del día para una persona que ha caminado cientos de veces por estas calles.

La muralla de Granollers

Plaza de los Cerdos 

Seguimos el recorrido pasando de nuevo por la Porxada y la calle Santa Esperanza que nos lleva hasta la calle Anselm Clavé, popularmente conocida como la carretera y actualmente principal núcleo comercial de la ciudad. Después de pasar de nuevo por la Fonda Europa llegamos primero a la plaza Maluquer i Salvador. Aquí podemos ver los restos de la única torre redonda que se ha encontrado en la ciudad y la entrada a uno de los refugios (sólo abre una vez al año, pero en la plaza puede encontrar un panel informativo). Nuestro destino es la plaza Perpiñan, conocida popularmente como la plaza de los cerdos. Antiguamente este era el punto de la ciudad donde se situaban los vendedores de este ganado. Como recuerdo a este pasado mercader, os retamos a encontrar diferentes partes del cerdo en el suelo de la plaza. Sí, ¡con eso tampoco me había fijado nunca! ¡Nueva sorpresa!

La plaça dels Porcs de Granollers

Casa Blanxart

Siguiendo la carretera, justo antes de que acabe el tramo peatonal, encontramos la casa Blanxart, otro ejemplo del modernismo en la ciudad. Destacan los elementos escultóricos y arquitectónicos de la planta baja y el gran balcón, con decoración de esgrafiados.

La casa Blanxart de Granollers

Plaza del Aceite

Deshacemos la carretera hasta la plaza Maluquer y Salvador, pasamos por delante de la biblioteca Can Pedrals y llegamos hasta la calle Corró, uno de los antiguos caminos de acceso a la ciudad amurallada. A la derecha llegamos a la antigua plaza del Aceite, que se convierte en la plaza de los Cabritos y llega hasta la plaza de las Ollas. Actualmente, parece que sea una calle más ancha que el resto, pero si nos fijamos en las fachadas de los edificios veremos que han incorporado en la pared antiguas bóvedas de las antiguas plazas. Es interesante ver la gran importancia comercial que tenía la Granollers medieval, que nombraba las plazas según los productos que se vendían.

La plaça de l'Oli de Granollers

Capilla de Santa Ana

Pasando de largo la plaza de las Ollas, seguimos la calle Santa Ana hasta el actual mercado de San Carlos. Aquí había una de las entradas de la muralla que estaban coronadas por capillas. Sobre la librería Santa Ana, aún podemos ver la capilla de esta portalada. Un rincón encantador, ¡con el que tampoco me había fijado nunca!

La capella de Santa Anna

Comida en la Rectoria de Palou

Para ir a la Rectoria de Palou, tendremos que coger el coche. Justo al lado de la iglesia de este núcleo rural de la ciudad, un restaurante ha recuperado el antiguo edificio de la rectoría para servir menús de proximidad. Con el sello slow food, en la rectoría podréis degustar una cocina de mercado, que cambia dependiendo de la estación y la disponibilidad de los productos, que intentan que sean de kilómetro cero para promocionar así la marca Palou.

L'església de Palou

Ruta por Palou

Palou fue independiente de Granollers hasta 1928 y todavía hoy se mantiene como un núcleo apartado que ha sabido mantener su carácter agrícola. El núcleo originario lo forman la iglesia se San Julián y el paseo del Doctor Fàbregas, donde está el antiguo ayuntamiento y las antiguas escuelas. Vale la pena hacer una visita, así como acercarse al paseo fluvial (detrás de la iglesia), una de las zonas verdes más grandes de la ciudad, donde se puede dar un paseo para quemar la comida.

El passeig fluvial a Palou

L'Adoberia (curtiduría)

Volveremos en coche al centro de Granollers para descubrir una antigua tenería. L’Aboberia d’en Ginebreda es una de las curtidurías mejor conservadas de Catalunya, donde todavía se pueden identificar los puntos más significativos de estos espacios como un pozo, un fogón y los característicos hoyos donde se hacían los trabajos de tratamiento de la piel. A diferencia de la curtiduría que visitamos en Igualada, aquí falta la parte superior, donde se hacía el secado. El espacio también incluye un centro de interpretación histórica de la ciudad donde podemos descubrir sus orígenes alrededor de la iglesia de San Esteban, la construcción de las murallas en el siglo XIV y la estructuración de las plazas de vender con la Porxada como epicentro. También descubrimos que Granollers tuvo una medida de grano y una moneda propias.

L'adoberia de Granollers

Roca Umbert. Fábrica de les Artes

De la industria medieval de la piel en la industria moderna textil. En un paseo de 10 minutos por la calle Ricomà (que encontramos saliendo de la Tenería) nos dirigimos hasta la antigua fábrica Roca Umbert. Tiene orígenes en Sant Feliu de Codines, pero se instaló en Granollers en 1876 y pronto se convirtió en una de las fábricas textiles más importantes, sobre todo por la calidad de sus productos, que se hacían íntegramente en Granollers. Desde la hilatura de los tejidos hasta la confección de los vaqueros. Hoy se ha reconvertido en la fábrica de las artes, un espacio de creación donde hay desde una biblioteca hasta el Centro Audiovisual de Granollers y varios espacios para artistas.

Roca Umbert a Granollers

La Térmica

Es la única parte visitable de la antigua fábrica donde se producía la energía que la hacía funcionar y la distribuía a diferentes espacios. La Térmica es un espacio muy bien mantenido que conserva piezas originales de las antiguas calderas, generadores y motores que hacían funcionar con vapor y electricidad los telares de Roca Umbert. Una visita, con varios audiovisuales nos permite adentrarnos en nuestro pasado industrial.

La Tèrmica de Roca Umbert

La fiesta mayor de Blancos y Azules

Roca Umbert. Fábrica de les Artes es también uno de los epicentros de la famosa Fiesta Mayor de Blancos y Azules de Granollers, que tiene lugar a finales de agosto. Es una fiesta que, durante 10 días, enfrenta los dos grupos para hacer la mejor fiesta: los blancs y los azules. El programa de este año ya está disponible, pero si vuestra visita no coincide con la fiesta, podéis acercaros en el bar la Troca (en el mismo recinto de Roca Umbert), donde hay expuestos gigantes, cabezudos y parte del bestiario de fuego de las fiestas de Granollers.

La festa major de Granollers

Información práctica

  • Fonda Europa. Podéis hacer un desayuno de tenedor por entre 10 y 20 euros, depende del apetito. ;)
  • La Rectoria de Palou. Los fines de semana ofrece un menú de 24 euros.
  • L’Adoberia. Abre los sábados de 17.30 a 20.30 y los domingos de 11 a 14h y la entrada es libre.
  • La Térmica. Abre los sábados de 18 a 20h y los domingos de 11 a 13h y la entrada es libre.
  • Fiesta Mayor de Blancos y Azules. Es entre finales de agosto y principios de septiembre.
  • La ruta propuesta está diseñada para hacerla un sábado.


Más información:

Avís covid19
Consulteu la pàgina web de cada activitat i establiment per possibles canvis d'horaris o limitacions.