Niños en el país de las uvas


Situada entre la cordillera prelitoral y la costa mediterránea, la Denominación de Origen Penedès es una zona privilegiada para el cultivo de la vid, y, de hecho, es la que más producción tiene en toda Cataluña. La calidad de la tierra, la influencia del sol y la brisa marina explican buena parte del éxito de unos vinos y unos cavas capaces de sorprender a los más sibaritas. La región también tiene el mayor número de bodegas, y una variada oferta enoturística que, desde hace poco, puedes disfrutar en familia.

Segura Viudas es una de las primeras bodegas de la DO Penedès que se han dado cuenta de la importancia de organizar actividades turísticas que tengan en cuenta a los más pequeños. Así que, desde hace un tiempo, los asistentes son recibidos en la masía con un buen almuerzo de payés que proporciona la energía necesaria para encarar la propuesta del día: un paseo naturalista por el viñedo, un taller de ornitología o una sesión de observación de la biodiversidad del río que bordea la finca. De vuelta a la masía, una degustación de mosto, vino y cava pone el punto final a una mañana de película en la famosa bodega de Torrelavit

Otra bodega de la región que está encantada de recibir familias es Can Nadal de la Boadella. Las visitas a esta finca histórica del Pla del Penedès incluyen un recorrido por el viñedo, la bodega y las cavas, además de un emocionante juego de pistas que permite a los niños descubrir el mundo del vino de una manera divertida. Grandes y pequeños acabaréis la actividad con un maridaje de chocolate con mosto y cava que es una auténtica delicia. 

En el término municipal de Sant Sadurní d'Anoia, Caves Vilarnau también ofrece la posibilidad de pasar un día familiar entre las vides. Mientras los padres hacéis la visita guiada, vuestros niños acompañarán por el terruño a una monitora especializada que les explicará en tono lúdico cómo se elaboran el vino y el cava. Después participarán en un taller de reciclaje de tapones, etiquetas y chapas, y se tomarán unos aperitivos bien regados con el mejor mosto de la casa.

Para participar en una de las propuestas estrella de Cava Guilera, os tendréis que esperar hasta que llegue el tiempo de la vendimia. Septiembre es el momento ideal para apuntaros a la degustación de una veintena de variedades de uva que organizan a pie de vid los propietarios de esta bodega de Subirats. Notaréis nuevos aromas, dulzuras y acideces, y compararéis cómo cambian los sabores en diferentes estados de maduración. A continuación, cosecharéis unos racimos, haréis mosto con una prensa manual y, si queréis, pisaréis uva con los pies. ¡Una manera diferente de aproximaros al cultivo de la vid que encantará a vuestros hijos!

 


Más información: