Terrassa, de ruta modernista


Dicen que en Terrassa se pueden ver todos los ejemplos de la arquitectura modernista: casas residenciales de burgueses, construcciones más austeras para trabajadores, edificios públicos y el mejor ejemplo de arquitectura industrial modernista que hay en Catalunya, la actual sede del Museu Nacional de la Ciència i la Tècnica de Catalunya (mNACTEC). Será por eso que se celebra la feria modernista de recreación histórica más importante del país.

 

La edición de este año será este fin de semana y para situaros y ayudaros a no desentonar si váis, hoy os proponemos hacer la ruta modernista por Terrassa que han reseguido Carles y Cris, del blog de viajes wetravel.cat. Una ruta patrimonial que os despertará todos los sentidos. ¿Os venís?

Masia Freixa de Terrassa

Ruta de un día por la Terrassa modernista

Empezaremos en el centro neurálgico del modernismo egarense, descubriremos los edificios más singulares del centro, nos adentraremos en una fábrica única y, para terminar, retrocederemos unos cuantos años más en el tiempo para saber qué fue de Terrassa antes de este movimiento artístico tan espectacular. Mirad la ruta que seguiremos:

  • 10.00h Masia Freixa
  • 11.00h Paseo por el centro
  • 11.30h Visita de la Casa Alegre de Sagrera
  • 12.30h Visita del museo
  • 14.00h Comida en el al restaurante 'El rovell de l'ou'
  • 16.30h Visita de la Seu d’Ègara

Seu d'Ègara de Terrassa

Antes, y sobre todo si tenéis previsto ir a Terrassa este fin de semana, os recomendamos leer esta guía para descubrir todas las novedades que ha preparado la ciudad para la feria de este año.

Guía para triunfar en la feria modernista

¡Luces, cámara y acción! Ya está aquí la feria modernista, este año centrada en la eclosión del cine en la ciudad. Dará el pistoletazo de salida el viernes por la noche en la Masia Freixa con la proyección de una película de principios del siglo XX que hará que el edificio tome movimiento. Durante el fin de semana, se harán recreaciones del cine de barraca en la plaza Vella y sábado se rodará una película en los escenarios de la feria que se proyectará al día siguiente en el Teatre Principal como acto de clausura.

Como cada año, no faltarán los clásicos: el picnic modernista, las puertas abiertas a todos los edificios singulares de la ciudad, el desfile modernista o la manifestación de las mujeres obreras son los actos estrella anuales que no os podéis perder.

Otra de las novedades de este año, será el renacimiento de la zarzaparrilla, el primer refresco de la historia, que se puso de moda en la época modernista. Dos cocineros terrasenses, Marc Ribas y Artur Martínez le han dado vida con el nombre de La Modernista gracias a la producción de la empresa Samny.

Así que ya lo sabes, si queréis triunfar en la feria modernista, vestíos de época, disfrutad del cine, no faltéis al picnic ni al desfile, aseguraos de salir a la película que se rodará domingo, haceros con una botella de La Modernista y llevadla en la mano durante toda la feria.

Cartell fira modernista Terrassa 2019

Masia Freixa

La habíamos visto en fotos, pero hasta que estás ahí delante no te haces una idea de la espectacularidad de este edificio de inspiración gaudiniana y obra del arquitecto Lluís Muncunill. De perfiles redondeados y lleno de representaciones naturales (dentro, fijaros que las bisagras de las puertas tienen forma de mariposa) es una antigua fábrica reconvertida en residencia familiar. Es imprescindible que subís a la segunda planta para admirar los arcos parabólicos y como brillan con el reflejo del sol. Están cubiertos por un mosaico de vidrio, ejemplo del gran trabajo que hacían los maestros de obra de entonces.

El porxo de la Masia Freixa de Terrassa

Ruta por el centro

El Mercado de la Independencia, la Farmacia Albiñana (antigua Confitería Viuda Carné) o el Ayuntamiento son sólo algunos de los ejemplos de edificios modernistas que encontraréis en el centro de la ciudad. Pasear por Terrassa es como retroceder 100 años en el tiempo y más aún, si tenéis la oportunidad de hacerlo durante la feria modernista, cuando personas y negocios se visten en sintonía con los edificios.

El Mercat de la Independència de Terrassa

Casa Alegre de Sagrera

Si deseáis ver cómo vivían los burgueses de la época, visitad la Casa Alegre de Sagrera. Es el mejor ejemplo de la ciudad para descubrir cómo eran las residencias de las familias industriales y burguesas del siglo XIX y principios del siglo XX. La historia de la casa se remonta al siglo XVIII, pero en 1911 se hizo una reforma siguiendo el estilo modernista ecléctico del momento. La parte más noble y significativa de la casa es el salón con un acristalado que da al jardín. Pero en la planta baja también se pueden ver otras muestras de la decoración modernista como la chimenea y los ventanales con decoración naturista del comedor. En la planta de arriba, se conservan todas las habitaciones, que ahora acogen diferentes colecciones, ya que la casa es parte del museo de la ciudad. Las pinturas murales, como la de la escalera, son de principios del siglo XIX, obra del pintor barcelonés Josep Arran i Estrada.

La casa Alegre de Sagrera de Terrassa amb el seu finestral

Antiguo Vapor Aymerich Amat y Jover

Esta antigua fábrica textil, construida por Lluís Muncunill y Parellada en 1907, es ahora la sede del Museu Nacional de la Ciència i de la Tècnica de Catalunya (mNATEC). Se trata de un edificio excepcional considerado uno de los mejores ejemplos del modernismo industrial catalán. Vale la pena entrar sólo en el museo para ver la enorme nave de 11.000 metros cuadrados cubierta con bóveda catalana en forma de dientes de sierra. Y ya que estamos de ruta modernista, no os perdáis la parte de la fábrica textil para descubrir los espacios originales de la fábrica como las carboneras, las calderas y la máquina de vapor. También más que recomendable dedicar un rato a la parte de la exposición que explica el proceso de fabricación de los tejidos de lana, motor de la economía de la época.

El mNACTEC i l'antiga màquina de vapor

mNACTEC

Aparte del recorrido por las carboneras, las máquinas de vapor y la historia del textil, los 11.000 metros cuadrados de museo también acogen otras exposiciones relacionadas con la ciencia y la técnica. Para visitarlas todas con detalle, necesitaríais  un día entero o más, ya que hay más de 10. Algunas de las permanentes son Lluís Muncunill, arquitectura para la industria o Enérgeia, un recorrido por las diferentes fuentes de energía como motores de la actividad humana y la industrialización. También podéis visitar la exposición dedicada al transporte, con una colección de diferentes vehículos, o el Enigma del ordenador, donde podréis descubrir la historia de este aparato. Os recomendamos hacer una vuelta rápida para haceros una idea general de todo lo que acoge el museo y, sobre todo, subir a la terraza para admirar la espectacularidad del edificio.

L'espectacular edifici del mNACTEC

Comida modernista en el restaurante 'El rovell de l’ou'

Aprofitant que se celebra la Fira Modernista, una vintena de restaurants també se sumen a la festa. Ofereixen menús amb plats de l’època, és a dir, no ofereixen cap plat amb ingredients que no es poguessin trobar llavors. A El rovell de l’ou ens ofereixen unes patates emmascarades i una amanida de xató per llepar-nos-en els dits. De segon, tots dos escollim el bacallà amb base de cigrons i de postres, una crema catalana com les d’abans, on es nota la pell de la llimona ratllada. Tot boníssim!

Aprovechando que se celebra la Feria Modernista, una veintena de restaurantes también se suman a la fiesta. Ofrecen menús con platos de la época, es decir, no ofrecen ningún plato con ingredientes que no se pudieran encontrar entonces. En El rovell de l’ou  nos ofrecen unas patatas enmascaradas y una ensalada de xató espectaculares. De segundo, ambos escogemos el bacalao con base de garbanzos y, de postre, una crema catalana como las de antes, donde se nota la piel del limón rallada. ¡Todo buenísimo!

El dinar modernista de El rovell de l'ou

Seu d’Ègara

Las iglesias de Santa María, San Miguel y San Pedro conforman un conjunto monumental único en Europa. Con más de 1.500 años de historia, la Seu d’Ègara es el único ejemplo visigodo (siglos V-VIII) en Europa Occidental que conserva decoración pictórica. Desde fuera, el conjunto impresiona, pero cuando entramos nos deja sin palabras. En un único espacio conviven elementos romanos, visigodos, románicos y modernos. Una auténtica joya que ha iniciado la carrera para convertirse en Patrimonio Mundial de la UNESCO. De momento, ha superado el primer paso y ya aparece en la lista indicativa. Esperamos que pronto consiga este reconocimiento más que merecido.

La Seu d'Ègara de Terrassa

Santa María

Esta iglesia fue la catedral que el obispo de Ègara hizo construir cuando en la antigua Terrassa aún había romanos. Aquí todavía se pueden ver detalles de mosaicos romanos del siglo IV pertenecientes a la antigua basílica. Se sabe que la catedral se construyó hacia el año 450 y, aunque mantiene parte de la estructura, la actual iglesia tiene muchos elementos románicos, como unas pinturas murales muy bien conservadas, a parte de las pinturas visigodas que decoran el ábside. También hay un retablo gótico de Lluís Borrassà de gran valor.

Les pintures de Santa Maria de la Seu d'Ègara

San Miguel

Es la iglesia que se mantiene más intacta de las tres. Fue concebida como una iglesia funeraria y es la que conserva las pinturas murales que hacen de la Seu d’Ègara un conjunto tan singular en Europa. En el ábside, conserva pinturas murales con la representación de los apóstoles.

L'interior de Sant Miquel a la Seu d'Ègara

San Pedro

Fue construida como la iglesia del pueblo de San Pedro, ahora barrio de Terrassa. La catedral y la iglesia funeraria eran principalmente frecuentados por las autoridades y el obispado de Ègara construyó esta tercera iglesia pensando en el pueblo. La mayor singularidad de este templo es el retablo mural, una obra única en Europa. Se trata de un muro de obra esculpido, bastante inusual en el arte medieval y sin ejemplos comparables en Catalunya, Europa y el mundo.

La Seu d'Ègara de Terrassa

Información práctica

  • Feria Modernista: consultad el programa y toda la información para pasar un fin de semana de cine en Terrassa.
  • Masia Freixa: Si desáis hacer una visita en el interior de la masía, hacen visitas guiadas gratuitas cada día a las 12h. La entrada al recinto exterior es libre, ya que se encuentra en un parque municipal.
  • Casa Alegre: Abre de miércoles a sábado, de 10 a 13 h y de 16 a 20 h; y domingos, de 11 a 14 h. La entrada cuesta 3 euros.
  • mNACTEC: Abre de martes a viernes de 9 a 18h, sábados de 10 a 14.30 h y de 16.30 a 20 h y domingo de 10 a 14.30 h. Consultad los horarios de verano aquí  porque por las tardes está cerrado. La entrada cuesta 4.5 euros.
  • Seu d’Ègara: Abre de martes a sábado, de 10 a 13.30h y de 16 a 19 h; y domingos, de 11 a 14 h. La entrada cuesta 4 euros.


Más información: