Vilanova i la Geltrú, desde el mar


Vilanova i la Geltrú ha vivido del mar desde tiempos inmemoriales. Los restos de un poblado íbero romano ya indican que hace más de 25 siglos ya se iba a pescar y a navegar. Hoy, las prácticas han cambiado, pero la esencia sigue siendo la misma. Nos proponemos descubrir los orígenes de Vilanova y conocerla desde el mar: primero haciendo kayak y, después, a bordo de un velero.

La propuesta es de Cris y Carles, del blog de viajes wetravel.cat, que nos han diseñado un itinerario de un día para hacer una ruta de mar por Vilanova i la Geltrú. ¿Quién se apunta?

  • 10.00h Espai Far
  • 11.00h Ruta en Kayak con Cota Zero
  • 14.30h Comida en la Daurada
  • 17.00h Paseo marítimo y escultura Pasífae
  • 19.00h Salida en velero con Naitseil para ver la puesta de sol
Veler posta de sol

El Faro de Sant Cristòfol

Para ponernos en situación, empezamos el día en el Faro de Sant Cristòfol. Con 21 metros de altura, ilumina el camino de los barcos que se encuentran hasta 19 millas (35 km) mar adentro. Pero no siempre ha sido tan alto. El primer faro se puso en funcionamiento en 1834, pero era muy limitado en altura y proyección de luz. Así que en 1866 se hizo un segundo faro con vivienda para el farero y luz fija. El actual faro se inauguró en 1905, después de que los pescadores de Vilanova pidieran construirlo más alto. La demanda llegó después del año de los negados, cuando una tormenta ahogó 22 pescadores. A partir de entonces también se mejoraron las predicciones meteorológicas y se creó una barca de salvamento marítimo.

Far de Sant Cristòfol Vilanova i la Geltrú

Espai Far

La historia del faro se puede descubrir dentro del edificio, concretamente en el Museo del mar, donde también os explicarán la vinculación que ha tenido Vilanova con el mar desde la época ibérica. Descubriréis cómo era el antiguo barrio de Mar y la bonita estampa de las barcas en la playa antes de que se construyera el puerto y cambiara, para siempre, la fisonomía de la fachada marítima. Aprenderéis cuáles son las artes de pesca (menores y mayores) que ha mantenido Vilanova, uno de los municipios donde más se conservan. Sabréis los diferentes oficios relacionados con el mar que ocupaban las calles de Vilanova: desde los toneleros que construían las barricas para llevar vino y aguardiente a América, hasta los carpinteros de ribera y calafate que ideaban los barcos de pesca, pasando por el encantador de peces de la subasta pública. No os perdáis tampoco el espacio "Un objeto, una historia", un proyecto de recuperación de la memoria oral que recoge testimonios reales sobre la vida de mar de Vilanova durante el siglo pasado.

Espai Far Vilanova i la Geltrú

Museo de Curiosidades Marineras Roig-Toqués

En el recinto del faro, hay un espacio que se debe visitar sí o sí para descubrir quién era la carpa Juanita, un pez que comía con cuchara y bebía con porrón. Era la mascota de Francesc Roig, un coleccionista de todo tipo de objetos relacionados con el mar que la familia cedió al municipio cuando murió en 2008. Ahora, una recopilación de todos estos objetos, desde peces disecados hasta a mascarones de barcos y, incluso, arena de diferentes playas del mundo están expuestos en este recinto creando un espacio muy emblemático que reproduce el antiguo Museo de Curiosidades Marineras, que Roig tuvo abierto en su casa durante más de 60 años.

Museu de curiositat marineres Vilanova i la Geltrú

Ruta con kayak “Els Colls-Miralpeix”

En la playa del faro nos esperan Fredi y Roser, los guías que nos llevarán a hacer una ruta en kayak por la costa más rocosa del Garraf, la zona de los Colls-Miralpeix, donde veremos diversidad de calas, acantilados y cuevas, además de un búnker de la Guerra Civil. Antes de ponernos al agua, Fredi nos da una clase teórica sobre cómo palear y como conducir el kayak. La verdad es que es muy útil, ya que aunque no es la primera vez que hacemos kayak, nunca antes nadie nos había explicado de manera tan didáctica como remar. Con la lección aprendida, llega el momento de ponerse al agua. Hoy el mar está movido y la entrada, saltando las olas, ya es todo un reto.

Ruta en caiac pels colls del Garraf

Cala Xica

Una vez superamos el punto donde rompen las olas, la conducción del kayak es más fácil y empezamos a disfrutar de esta costa salvaje del Garraf que desconocíamos. Nos sorprende la cantidad de cuevas y acantilados que se ven desde el mar y las diferentes calas, vacías de gente, que vamos viendo por el camino. Paramos a cala Xica. ¡Qué maravilla! El agua turquesa nos espera para hacernos una zambullida bajo los acantilados. Un zumo para recuperar fuerzas y deshacemos el camino para volver de nuevo a la playa del Faro. Ahora, el viento nos ayuda un poco y hacemos el camino más rápido.

Cala Xica al Garraf

Playa del Faro

Desembarcamos de nuevo en la playa del Faro, una playa inmensa que desde el año pasado se ha naturalizado y las dunas y su vegetación están recuperando el terreno que habían perdido y que habían ocupado los vehículos (hasta hace dos veranos, en su lugar había un gran aparcamiento de coches gratuito). De este modo, se ha devuelto a la playa el sistema dunar que evita la erosión natural y que ha permitido convertir esta playa semiurbana en una playa natural.

La platja del far de Vilanova i la Geltrú

Comida en la Daurada

Tranquilamente hacemos caminando el primer tramo del paseo marítimo en dirección a la Daurada, un restaurante en el extremo de la ronda del Puerto con unas visitas inmejorables de la costa de Vilanova. Aparte de disfrutar de las panorámicas, degustamos un menú de arroz de marisco que viene acompañado de unos buñuelos de bacalao con un toque de miel buenísimos, una ensaladilla rusa ahumada deliciosa y unos mejillones a la marinera para chupar-se los dedos.

Dinar a la Daurada de Vilanova

Escultura Pasífae

Después de comer, nos disponemos a descubrir la otra parte del litoral de Vilanova que nos queda por conocer, así que seguimos el paseo marítimo hasta la famosa escultura de Pasífae. Obra del escultor vilanovino Òscar Estruga, esta inmensa escultura resume los mitos de Pasífae y el Minotauro y simboliza la unión de los pueblos del mediterráneo. Es un símbolo de Vilanova, desde donde también hay una muy buena perspectiva de la fachada marítima de la ciudad.

Escultura Pasífae de Vilanova

Las playas de Vilanova

Si por la tarde queréis hacer una remojada, en un lado de la escultura encuentra la playa de Ribes Roges y, en el otro la de Adarró. Ambas disponen de los certificados y distintivos de calidad Bandera Azul, Biosphere y Ecoplayas. Son dos playas largas, planas, ideales para un público familiar y con todos los servicios y forman parte de las playas urbanas de Vilanova.

La platja d'Adarró de Vilanova

Salida en velero con Naitseil

Para despedir esta ruta marítima, volvemos a salir en el mar. Esta vez lo hacemos a bordo del velero Bella-Lola de Naitseil, un barco precioso que nos lleva a navegar durante dos horas. Cuando salimos del puerto, nos adentramos un par de millas mar adentro, apagamos los motores y probamos la navegación sólo a vela. ¡Qué tranquilidad sentir sólo el ruido del mar y el viento como rompe a la vela!

Sortida en veler per la posta de sol

Puesta de sol

Poco a poco, el sol se empieza a poner y se empieza a reflejar en el mar, dejando una imagen preciosa. Vamos volviendo a ritmo lento, mientras el sol se va fundiendo y escondiéndose detrás de las montañas. Nosotros nos quedamos con la imagen del mar rojo y los mástiles de los barcos amarrados en el puerto a contra luz. No habríamos encontrado mejor manera para despedir esta ruta de mar en Vilanova i la Geltrú.

Posta de sol al port de Vilanova

Información práctica

  • Aparcamiento. En pleno verano aparcar en Vilanova, puede ser un auténtico dolor de cabeza. Desde que se ha naturalizado la playa del Faro, el ayuntamiento ha puesto un aparcamiento en las afueras con un servicio de autobús lanzadera gratuito. También se puede probar de aparcar en el parking de la Daurada. Si coméis allí, os validarán el ticket gratuitamente. La tercera opción es aparcar en la zona azul. Dejar el coche todo el día puede costar entre 10 y 15 euros.
  • Espai Far. Del 15 de junio al 14 de septiembre, abierto de martes a domingo de 10 a 13h y de 17 a 20h. Del 15 de septiembre al 14 de marzo, de miércoles a viernes de 10 a 13 h, sábados y domingos hasta las 14h y sábado también de 16 a 18h. Y del 15 de marzo al 14 de junio, de miércoles a domingo de 10 a 14h y viernes, sábado y domingos también de 17 a 19h. El precio de la entrada es de 4 euros por adulto y de 2 euros para niños, estudiantes, jubilados y otros colectivos que podéis consultar aquí. A lo largo del año, el Espacio Far también ofrece otras actividades como talleres infantiles, visitas a barcas de pescadores o visitas comentadas.
  • Ruta Kayak Cota Zero. Hacemos la excursión "Els Colls-Miralpeix", de unas tres horas, con guía por 35 euros por persona. También tienen otras excursiones familiares y alquiler de kayak sin guía.
  • La Daurada. Los fines de semana ofrece carta y un menú de arroces por 35 euros por persona.
  • Salida en velero Naitseil. Hacemos la excursión para ver la puesta de sol que organiza la empresa Naitseil que también ofrece cursos de vela. Cuesta 40 euros por persona e incluye una copa de cava.


Más información: