2 rutas por el Camino de la Sal

De Cardona a Súria y de Súria a Manresa, dos rutas que siguen el camino del transporte de la sal. El itinerario se puede hacer a pie o en bicicleta, siempre cerca de las aguas del río Cardener. Una oportunidad para visitar restos históricos milenarios como dos necrópolis y el pueblo viejo de Súria. Y otros de más actuales, pero también de interés, como la colonia Palà de Torroella, en el término municipal de Navàs, y el Parque de l'Agulla de Manresa.

1. De Cardona a Súria

El primer tramo de esta ruta de la sal se inicia en Cardona y en poco más de cuatro horas te llevará hasta Súria. Empezarás el trayecto a la población con la fortaleza medieval más importante de Cataluña, dejando atrás el Parque de la Montaña de la Sal y divisando la espectacular silueta de la Sierra de Castelltallat en el horizonte. Después encontrarás la necrópolis de la Vinya del Guitarra, donde se conservan nueve tumbas excavadas sobre una roca, y la de Can Banyes, que está dividida en dos zonas. Nos enseñan cómo eran los cementerios rurales en Cataluña entre los siglos X y XII. Más adelante, el recorrido pasa por Palà de Torroella, una pequeña población que tuvo su origen en la Colonia Palà, un complejo industrial que se construyó a la orilla del río Cardener a finales del siglo XIX. Este primer tramo del Camino de la Sal acaba en Súria, donde podrás visitar un casco histórico medieval.
 

2. De Súria a Manresa

Aquest segon tram del Camí de Sal és una mica més llarg. Dura unes sis hores (23 quilòmetres) i passa per dues poblacions del Bages molt vinculades al transport de la sal i a la Revolució Industrial. La primera és Callús, a la qual arribaràs des del popular barri de Manxons. Era parada habitual dels traginers de sal, que dormien a l’Hostal Can Mestret, que ja no existeix, i bevien vins de la comarca. Una vasta zona de conreus et portarà fins a la segona població d’interès que trobaràs en aquest tram, Sant Joan de Vilatorrada, on a mitjans del segle XIX van erigir-se tres fàbriques tèxtils, Borràs, Burés i Gallifa, que van motivar un fort creixement demogràfic. El camí l’acabaràs al Parc de l’Agulla de Manresa, un lloc ideal per gaudir d’un merescut pícnic i de les vistes que t’ofereix aquesta zona de lleure de la capital del Bages.

Este segundo tramo del Camino de Sal es algo más largo. Dura unas seis horas (23 kilómetros) y pasa por dos poblaciones del Bages muy vinculadas al transporte de la sal y a la Revolución Industrial. La primera es Callús, a la cual llegarás desde el popular barrio de Manxons. Era parada habitual de los trajineros de sal, que dormían en el Hostal Can Mestret, que ya no existe, y bebían vinos de la comarca. Una vasta zona de cultivos te traerá hasta la segunda población de interés que encontrarás en este tramo, Sant Joan de Vilatorrada, donde a mediados del siglo XIX se erigieron tres fábricas textiles, Borràs, Burés y Gallifa, que motivaron un fuerte crecimiento demográfico. El camino lo acabarás en el Parque de l'Agulla de Manresa, un lugar ideal para disfrutar de un merecido pícnic y de las vistas que te ofrece esta zona de ocio de la capital del Bages.


Más información:

Turismo de Cardona
Turisme de Súria
Navàs
Parc de l'Agulla de Manresa
Turisme de Manresa
Bages Turisme
Callús
Sant Joan de Vilatorrada